El ministro de Industria, José Manuel Soria, anunció este jueves que Eastern, una de las tres grandes aerolíneas estatales de China, trabaja “muy seriamente” para unir el país asiático con España con dos frecuencias semanales a partir de principios de 2016.

En declaraciones citadas por la agencia Efe, el ministro añadió que una aerolínea española también está estudiando la posibilidad de conectar España con el país asiático, aunque no dio el nombre y se limitó a precisar que, por el momento, no tiene confirmación de que lo vaya a hacer pronto, “aunque sería de máximo interés que lo hiciera”.

Actualmente, sólo existen dos vuelos directos entre España y China operados por Air China y que unen Madrid y Pekín con cinco frecuencias a la semana, y Barcelona y Pekín con tres frecuencias a la semana y con escala técnica en Viena.

“Eso es poco, sobre todo si nos comparamos con los vuelos a otros países como Alemania, Francia o Reino Unido, con 50, 60 y hasta 80 frecuencias semanales”, declaró Soria a la prensa tras participar en una jornada sobre el turismo de compras organizada por la asociación de alta gama Círculo Fortuny.

El pasado mes de abril, durante un viaje oficial a China, Soria se reunió con representantes de Eastern que, según ha explicado, le comunicaron su interés en operar vuelos a España a partir de principios de 2016 para lo que van a hacer un pedido para incrementar su flota.

“Esto aumentará el flujo de turistas chinos, lo que es muy importante para España porque no es un turista que venga a consumir el producto convencional del sol y playa. Viene por nuestra cultura, historia, arquitectura, gastronomía y para hacer compras”, prosiguió el ministro, quien destacó el alto poder adquisitivo los chinos.

Por ello, en su opinión, todo lo que se haga para mejorar la política de conectividad aérea y de visados estará bien hecho porque “incrementa las corrientes turísticas, sobre todo entre los segmentos de mayor poder adquisitivo”.