La deuda del conjunto de las administraciones públicas cerró abril con un descenso de 13.695 millones de euros después de cinco incrementos consecutivos de alzas, hasta alcanzar los 1,032 billones de euros, según informó este miércoles el Banco de España.

No obstante, la deuda pública de abril ha aumentado el 4,43 % frente a la registrada el mismo mes de 2014. Según el organismo supervisor, citado por las agencias de noticias Efe y Europa Press, la deuda del conjunto de las administraciones públicas descendió en abril en 13.695 millones respecto a marzo, aunque frente al mismo mes del año anterior aumentó en 43.807 millones, con lo que la deuda pública se sitúa en 1.032.497 millones de euros .

De esta forma, la deuda pública rompe con la tendencia de los últimos meses, en los que había batido récords históricos, y aunque sigue estando en niveles muy elevados (representa el 96,7% del PIB), se aleja de las previsiones del Gobierno para el conjunto del año, que eran del 98,9 por ciento. Los últimos datos trimestrales del Banco de España situaban la deuda del conjunto de las administraciones hasta marzo en el 98 por ciento del PIB, nueve décimas por debajo de la estimación del Gobierno para este año. 

Desde el inicio de la crisis económica en 2008, la deuda del conjunto de las administraciones públicas no ha dejado de crecer y así seguirá este año, para empezar a reducirse a partir del próximo ejercicio, de acuerdo con las estimaciones del Gobierno. Las estimaciones del Ejecutivo son que la deuda pública se sitúe en el 98,9 % del PIB este año, en el 98,5 % del PIB el que viene, y en el 96,5 % del PIB en 2017.

La estadística difundida este miércoles señala que del total de la deuda de las administraciones públicas de abril, 753.983 millones (más de dos tercios) correspondieron a valores a medio y largo plazo, 74.749 millones a valores a corto plazo, y 203.765 millones a créditos no comerciales, así como a la emisión de moneda y caja general de depósitos. Los préstamos en valores a medio y largo plazo se redujeron en 10.183 millones de euros respecto a marzo, hasta los 753.983 millones de euros, aunque en términos interanuales repuntaron un 5,9%. Esta tendencia explica la mayor parte de la caída del endeudamiento público en abril.