Dentro del proceso para adjudicar nuevos canales de Televisión Digital Terrestre (TDT) han sido seleccionadas 9 empresas, que competirán por hacerse con 6 frecuencias para emitir. Entre los que han pasado el primer corte hay empresas audiovisuales, pero también están El Corte Inglés y el canal Real Madrid TV.

El club de fútbol del astro Cristiano Ronaldo querría acceder a la televisión que se recibe gratuitamente en los hogares, de forma que seguiría los pasos del FC Barcelona, que ya emite en abierto en las provincias de Cataluña.

Por su parte, El Corte Inglés estaría detrás de una plataforma para espacios de teletienda, aunque fuentes de la empresa han apuntado que todavía no hay un plan definido en este sentido.

Las otras siete compañías que pasan a la siguiente fase pertenecen a la industria audiovisual o de los medios de comunicación: Atresmedia, Mediaset, Prisa, 13tv, Grupo Secuoya -a través de su filial Central Broadcaster Media (CBM)-, Net TV -cuyo principal accionista es Vocento- y Radio Blanca (Kiss FM).

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene previsto adjudicar 3 frecuencias para programación en alta definición y otras 3 para emisión estándar. Entre los participantes en la subasta, 4 de ellos -13tv, Atresmedia, Mediaset y Grupo Secuoya- se han decantado por solicitar un canal de cada tipo.

La mesa de evaluación de propuestas tiene hasta el 9 de octubre para elegir a los adjudicatarios. Estos espacios para la retransmisión de contenidos televisivos proceden de la reorganización del espectro radioeléctrico llevada a cabo por los últimos dos gobiernos.

Apagado de canales

La licitación de nuevas frecuencias para emitir contrasta con la realidad del sector, pendiente de una sentencia del Tribunal Supremo.

Esta instancia judicial tiene que resolver el próximo 23 de junio si elimina 8 canales de la parrilla, lo que tendría consecuencias negativas para Atresmedia y Mediaset -principales afectados por los cierres-, pero también para otras compañías del sector de las comunicaciones.

Anteriormente, el Supremo exigió al Ejecutivo el apagado de 9 canales de TDT porque habían sido adjudicados ilegalmente durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Tres de ellos eran de Atresmedia y otros dos, de Mediaset.

La pregunta es: ¿obligará el Supremo a cerrar unos canales para que, si las compañías se adjudican nuevas frecuencias, los vuelvan a abrir en unos meses? Y, más importante: ¿serán las nuevas frecuencias una compensación del Ejecutivo a la decisión del Judicial, para que las cadenas no pierdan su territorio?

 

Imagen: Flickr – Gustavo Devito