El grupo chino HNA, máximo accionista de la cadena, quiere tomar los mandos del consejo de administración y limitar el número de asientos, para así dejar fuera a los fondos de inversión.

La junta de accionistas de NH Hoteles de este año promete ser tensa. Durante años, los cónclaves de socios de la cadena estuvieron animados por la disputa entre la dirección de la compañía y los representantes de Hesperia. Eran los años de las opas hostiles, de los intentos de Hesperia de sentarse en el consejo de administración, y de Gabriele Burgio –el consejero delegado de NH de entonces- dándole con la puerta en las narices una y otra vez.

Pero NH y Hesperia sellaron la paz en 2009, y desde entonces las juntas de accionistas de la cadena se habían convertido en un trámite aburrido, previsible. Pero en la reunión de este año, que se celebrará en Madrid el próximo 29 de junio, volverán a estar las espadas en alto. Con otros protagonistas, pero con una disputa similar.

Dos bandos

Hasta ahora el enfrentamiento era sordo, con algunos de los contrincantes (incluso la propia compañía) jugando al despiste y aparentando que no pasaba nada, o casi nada. Pero ahora los accionistas deberán votar en la junta y decidir qué bando se lleva el gato al agua.

Por un lado, el accionista mayoritario, la china HNA (con un 29,5% del capital), quiere atar en corto el consejo y limitar el número de asientos. Por otro, los fondos presentes en el accionariado buscan que el grupo chino no tome el control casi total del consejo y la compañía (en alianza con Hesperia) sin lanzar una opa.

HNA por fin ha descubierto sus cartas y ha solicitado incluir un punto adicional en el orden del día de la junta de accionistas para fijar en 11 el número de miembros del consejo de administración, justo los que hay ahora. Los estatutos de la compañía establecen actualmente una horquilla de un mínimo de cinco y un máximo de 20 consejeros. La salida del accionariado del banco italiano Intesa Sanpaolo dejó vacantes dos sillones en el consejo (pasó de 13 a 11), y la cadena se ha negado a cubrir las vacantes.

Los fondos quieren más consejeros

La petición del nuevo punto en el orden del día de HNA llega después de que durante meses los fondos de inversión presentes en el capital de NH (Blackrock, Henderson y Oceanwood, singularmente) hayan solicitado aumentar el número de consejeros independientes para que el grupo chino no tomara de facto el control del consejo teniendo menos de un 30% del capital y sin necesidad de lanzar una opa por el 100% de las acciones.

Y después de pedir sin éxito aumentar el número de independientes, ahora uno de esos fondos, Oceanwood, que tiene un 7,7% del capital, lo que ha solicitado es directamente es sentarse en el consejo, según desveló el diario Expansión. Ha sido esta solicitud la que ha hecho que HNA finalmente se decidiera a llevar a la junta su propuesta de limitar a once los puestos del consejo.

En la composición actual del consejo de administración HNA cuenta con cuatro asientos; Hesperia con dos (con un 9,1% del capital); también ocupan sillón el presidente no ejecutivo, Rodrigo Echenique, y el consejero delegado, Federico González Tejera; y también hay tres consejeros independientes.

En los mentideros del sector se da por hecho que HNA y Hesperia han alineado sus estrategias y con sus seis consejeros pueden controlar con mayoría suficiente el consejo. Pero eso se dice sólo en los mentideros, y lo sospechan los fondos de inversión (y así lo comentan), pero no hay pruebas, dado que si las hubiera la CNMV se vería obligada a intervenir e incluso podría obligar a lanzar una opa si concluyera que existe coordinación entre los accionistas.

Ahora la junta -todos los accionistas- debe decidir entre una y otra vía. Y la junta será animada otra vez, y volverá a ser tensa como no lo ha sido en el último lustro. Pero habrá que ver si hay margen para la sorpresa… porque HNA y Hesperia suman casi un 40% del capital.