Los populares difunden un vídeo donde la alcaldesa defiende que cualquier político acusado de delitos debe dejar el cargo. Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, irá a juicio por protestar en una capilla de la Universidad Complutense.

No ha terminado de apagar un fuego y ya tiene otro encendido. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, afronta la segunda crisis en el seno de su Gobierno apenas tres días después de tomar posesión. Con su concejal de Cultura y Deportes, Guillermo Zapata, dimitido, ahora el foco está puesto sobre la portavoz municipal, Rita Mestre, imputada por un delito contra los sentimientos religiosos por protestar en una una capilla de la Universidad Complutense en 2011.

El PP ha pedido ya su cese, acompañándolo de una campaña que recuerda a Carmena la inflexibilidad con que se ha postulado ante estas situaciones. “Alguien a quien se le achaca algo que puede resultar un delito debe inmediatamente dejar su cargo de político porque si no está incumpliendo la relación de verdad y de explicación y de justificación que le corresponde con los ciudadanos”, aseguraba la exjueza en abril de 2013 en el programa de Canal Sur Pido la palabra.

Carmena justificaba su posición detallando las características que tiene la condición de imputado. Y es que una persona en esa situación está facultado para mentir. “No tiene la obligación de decir la verdad ante un tribunal”, explicaba la ahora alcaldesa, lo cual “presenta una contradicción” respecto a la “relación de verdad” ya citada y que debe imperar entre un cargo público y los ciudadanos que le han elegido. 

“El político desde el momento en que él sabe que tiene una acusación, que tiene una imputación, que él va a hacer valer su derecho a no decir la verdad, tiene que decir que renuncia porque no puede mantener la estructura de confianza que los ciudadanos exigen”, sentenciaba la exjueza. Una actitud firme que ahora se vuelve en su contra, con la imputación de su portavoz, cuyo cese ha reclamado también el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona.

“Si eres imputado tienes que dar un paso atrás y mantenerte en la reserva hasta que salga la sentencia”, ha declarado Carmona, cuyo apoyo fue clave para que Ahora Madrid se hiciera con el Gobierno de la capital. El líder socialista ya reclamó también la dimisión del delegado de Cultura y Deportes, Guillermo Zapata, por los injuriosos tuits que difundió contra judíos y víctimas del terrorismo y que finalmente abandonó su cargo el lunes.