El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, le “reconoció que estaba abierto a un anticipo electoral en septiembre”, durante la comida que ambos compartieron en Moncloa hace unas semanas.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Efe, Sánchez explicó que Rajoy no le había dado ningún argumento de por qué barajaba esa opción, pero se mostró convencido de que el hecho de que “estuviese pensando en ello demuestra el agotamiento de un partido político”, en su caso el PP, y el “fracaso de su política de no afrontar el desafío soberanista de Cataluña”.

Tras sostener que él “siempre” ha “respetado la discreción” respecto a lo tratado en las comidas con el presidente, el líder socialista aseguró que así había sido también en esta ocasión “hasta que el Gobierno rompió” esa discreción. “Nadie me dijo que (la conversación) iba a ser pública. Las cosas que dijimos quedaron en el ámbito de la discreción hasta que el gobierno la rompió”, ha acusado.

Según informó este lunes el diario El País, Mariano Rajoy aún no ha descartado totalmente anticipar las elecciones generales. tal como le han demandado varios y relevantes empresarios catalanes y dirigentes de su partido en Cataluña en un intento por frenar la deriva independentista de Artur Mas, eviar los comicios catalanes en septiembre y evitar el auge de Ciudadanos en detrimento del PP de Cataluña. Por ese motivo, decidió sondear esta opción con Pedro Sánchez durante su almuerzo del pasado 3 de junio.