La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha considerado hoy que “la visión sobre el humor negro” del edil Guillermo Zapata quizás aconseje que “pueda tener otras tareas” que no sean “las de responsable de Cultura”, de manera que hoy buscará cómo “rentabilizar” su posición.

“Guillermo no es un problema, habrá que buscar la manera de poder rentabilizar mejor su actuación (…), pero en principio no es un problema”, ha dicho hoy Manuela Carmena en una entrevista con Efe en su recién estrenado despacho del Ayuntamiento de Madrid sobre la polémica iniciada el sábado por los mensajes en redes sociales del concejal.

En su tercer día como alcaldesa, Manuela Carmena va a abordar con el propio Zapata si éste debe dejar sus responsabilidades en el área de Cultura tras conocerse sus mensajes ofensivos contra los judíos y la víctima de ETA Irene Villa, por los que ha pedido perdón y que a la regidora le causaron preocupación.

Sus mensajes (“¿Cómo meterías a cinco millones de judíos en un 600? En el cenicero” o “Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcaser para que no vaya Irene Villa a por repuestos”) los escribió como ejemplo de chistes “viejos” que circularon en su día y que eran “profundamente incorrectos por su crueldad”, según explicó a Efe ayer.