El Patio Maravillas fue desalojado ayer del que era su espacio habitual, en Noviciado (Madrid). Esa misma tarde han okupado otro edificio abandonado en San Bernardo ante la impotencia de la Policía, que no ha podido intervenir porque una multitud de gente afín al colectivo ha acudido para apoyarlo.

El Patio Maravillas no es un local, es la gente que lo habita y lo que construyen. Cientos de personas participan activamente en él de forma regular y miles acuden esporádicamente a alguna de sus actividades lúdico-culturales gratuitas. Sus motivaciones son varias, pero se podrían resumir en la siguiente frase, que sirve para todos los Centros Sociales Okupados Autogestionados: Defienden la autogestión ciudadana frente a la especulación urbanística. Este CSOA de Madrid es un actor social que tiene cada vez más fuerza. Cuenta siete años de vida y posee un gran respaldo popular.

Ha tenido tantas ubicaciones como desalojos. La última, ayer. A primera hora de la mañana fueron desalojados de la Calle Pez. La Policía tapió el edificio e hicieron guardia durante el día para que nadie volviera a acceder. Fueron Trending Topic con #DesalojoPatio. Inmediatamente convocaron una manifestación para esa misma tarde y la respuesta ha sido masiva: desbordaron la Plaza del Dos de Mayo.

 

 

Luego marcharon hasta la calle Divino Pastor, donde han okupado otro edificio abandonado ante el aplauso de la multitud y la impotencia de la Policía. Los manifestantes crearon un cordón humano alrededor del edificio para proteger a las personas que accedían a él. A la vez iban tuiteando lo que ocurría y consiguieron otro Trending Topic: #ElPatioNoSeToca.

 

Una vez dentro, salieron a la ventana y colgaron un cartel que dice “No especular. Estamos construyendo”. Abajo, aplausos y gritos de “¡Sí se puede!”. Los portavoces del colectivo (que a su vez integra varios colectivos, culturales y políticos) anuncian que mantendrán conversaciones con los propietarios “para garantizar la estabilidad”. Si Manuela Carmena sale elegida alcaldesa tras la votación de mañana, también dialogará con ellos, tal y como ha expresado en varias ocasiones.


¿Será el último desalojo del Patio?