El presidente de la multinacional española Telefónica, César Alierta, ha destacado que España registra una de las tasas de crecimiento del PIB y empleo más altas de Europa, al tiempo que ha vaticinado una rentabilidad por encima del 40% para el accionista de la compañía en los dos próximos años.

Durante la junta general de accionistas de la empresa, según recoge Europa Press, el máximo responsable de Telefónica ha afirmado que los ingresos de Telefónica subieron en mayo de este año, comparados con los del mismo mes del ejercicio anterior, algo que no sucedía desde 2009.

En lo que respecta a la marcha de la economía, Alierta ha indicado que 2014 ha sido “el año de la consolidación en la recuperación económica mundial”.

Su discurso ha sido interrumpido, al grito de “vuestro beneficio, nuestro sacrificio”, por algunos representantes sindicales que han acudido al encuentro con los accionistas. El presidente de Telefónica les ha contestado que los sindicatos con representación minoritaria en la empresa “viven en un mundo imaginario” y “no representan a nadie”.

Una “carraca” de móvil

Durante la junta, Alierta se ha referido a los problemas de privacidad de algunos usuarios de diversos servicios relacionados con la tecnología.

Tengo un smartphone que es una carraca. La gente que tiene un smartphone no tiene libertad porque se conocen su vida y lo más importante para mí es la libertad”, ha asegurado. “No solo hay un duopolio en el mundo, sino que no garantiza la diversidad”, ha añadido, en referencia a Android, el sistema operativo para móviles de Google, y iOS, el de Apple.

Pero el líder de Telefónica ha abordado otros temas. Alierta cree que hay “agentes” que defienden de “manera interesada” una noción obsoleta de la neutralidad de la red.