El acuerdo alcanzado entre PSOE-A y Ciudadanos que se materializó el martes en el Parlamento, ha permitido desbloquear la investidura de Díaz como presidenta de la Junta en la décima legislatura.

Los 47 votos favorables de los 47 diputados del PSOE-A y los 9 de Ciudadanos convierten a la socialista Susana Díaz en presidenta de la Junta de Andalucía, 81 días después de la celebración de las elecciones autonómicas el pasado 22 de marzo.

Esta tarde, ante el Pleno del Parlamento andaluz, PP-A, Podemos e IULV-CA han vuelto a votar en contra de la investidura de Díaz, pero con 56 votos a favor y 51 en contra, la candidata socialista ha sido investida presidenta de la Junta de Andalucía.

Ha sido la cuarta votación la que ha servido a Díaz para conseguir la presidencia de la Junta, pues en las tres votaciones anteriores, tan solo fue capaz de contar con el voto a favor del PSOE-A, mientras que las cuatro formaciones de la oposición votaron en contra.

La toma de posesión de Susana Díaz como presidenta podría producirse el domingo o el lunes, dependiendo de lo que tarden en realizarse los trámites, ya que tras la comunicación de la investidura al presidente del Gobierno y al Rey, deberá de publicarse la orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Fue en septiembre de 2013, con la renuncia en el cargo de José Antonio Griñán, cuando Susana Díaz llegaba por primera vez a la Presidencia de la Junta, y ha sido tras ganar las elecciones autonómicas del 22 de marzo cuando se ha convertido en jefa del Ejecutivo en la décima legislatura. Sin embargo el no haber logrado una mayoría absoluta en un Parlamento con cinco fuerzas políticas obligará a Díaz a conllevar una legislatura de mucho diálogo, como ella misma ha manifestado.