Si Metro de Madrid fuese un país, Vodafone tendría la mejor cobertura. Muy pocos lo discuten. Si el suburbano cuenta con señal en buena parte de la almendra delimitada por la línea circular, la compañía que mejor servicio presta es la británica, que además patrocina la línea 2, cuyo servicio se vio reforzado con motivo de la firma del sonado acuerdo.

Sin embargo, Movistar no está dispuesta a que se le escape este tren de la estación, y tiene en marcha un proyecto para llevar fibra hasta sus equipos en el suburbano y, de esta manera, mejorar el servicio que ofrece.

Fuentes consultadas por la compañía confirmaron que dicho plan está en marcha y confiaron en que ayude a mejorar la calidad percibida por parte de los usuarios, que no está a la altura de lo que se espera de la compañía cuando está al aire libre.

En los foros de la Comunidad Movistar son frecuentes los comentarios de usuarios que lamentan la baja velocidad en el metro o diversas incidencias. Una de ellas, consistente en que el servicio en la línea 9 entre las estaciones de Saiz de Baranda y Nuñez de Balboa no permite navegar a pesar de que, presuntamente, hay cobertura, ha sido contrastada por SABEMOS. En Wikipedia puede encontrarse una lista completa de las estaciones y líneas dotadas de cobertura actualizada a mayo de 2014.

El responsable de ingeniería de Metro de Madrid, Carlos Esquiroz, declaraba a El País hace dos años que en su modelo de negocio los operadores son quienes deciden la cobertura, a diferencia de otros sistemas de transporte donde se obliga a los operadores a instalar las redes por líneas completas, tal y como pasó en los metros de Barcelona, Bilbao y Valencia.

La cobertura móvil del metro corresponde a la empresa Metrocall, participada en un 60% por Tecnocom y en un 40% por Metro de Madrid. Su objeto social es “la implantación, gestión y explotación de la red que da soporte a la telefonía móvil en la red e instalaciones del Metro. Constituida en 2000, y tras numerosos desencuentros con las operadoras sobre la prestación del servicio, finalmente en 2005 firmó un contrato con Vodafone, Telefónica y France Télécom para poner a disposición de los operadores los espacios y la instalación de cable radiante y antenas necesarios para la puesta en marcha de la red. En su día, ABC publicó un gráfico muy esclarecedor sobre el funcionamiento del sistema.

Dicho acuerdo tenía una duración de 12 años, de manera que en un par de años terminará su vigencia. Habrá que ver si compensa realizar la prórrogas bianuales que fija el contrato. En 2013, según las últimas cuentas disponibles, la compañía registró una cifra de negocio neta de 4,3 millones, un 7% menos que en el ejercicio precedente.