La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) va a presentar un recurso contra los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento para los paros de los días 8, 10, 12 y 14 de junio, por considerar que son “abusivos” y suponen una vulneración del “legítimo derecho a la huelga”.

En un comunicado, USCA advirtió este miércoles que “no se dio oportunidad a una verdadera negociación de los servicios mínimos”, por lo que Ministerio de Fomento ha fijado “exactamente los propuestos por ENAIRE”, la matriz de AENA.

Según el sindicato, aunque el Ministerio ha fijado en un 70 el porcentaje de servicios mínimos de los controladores, en realidad, en la primera jornada de paros del día 8 de junio sólo se respetó el derecho de huelga “de los controladores que no desarrollaban actividades directamente operativas”, ya que los servicios mínimos fijados para los controladores que prestan servicio efectivo de control aéreo “fueron del 99 por ciento”.

USCA considera que “los servicios mínimos impuestos vulneran el derecho fundamental de los controladores españoles a la huelga, de una manera claramente discriminatoria respecto a otros colectivos de trabajadores de servicios esenciales para la sociedad y, desde luego, respecto a nuestros compañeros del resto de Europa”.

Por ello, ha anunciado su intención de recurrir la resolución del secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, “y al mismo tiempo Presidente de ENAIRE”,  Julio Gómez-Pomar, por la que se fijan los servicios mínimos para los controladores de tránsito aéreo.

Los paros, recuerda USCA, han sido convocados en protesta por la decisión de ENAIRE de sancionar a 61 controladores aéreos del ACC de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010. El sindicato “considera incomprensible esta decisión, ya que las diligencias judiciales llevadas a cabo en 20 juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores”.

Ante el llamamiento de la ministra de Fomento, Ana Pastor, a la “responsabilidad de los controladores”, el sindicato ha asegurado que, pese a considerarlos “abusivos”, se están cumpliendo “estrictamente” los servicios mínimos impuestos y ha expresado su disposición a dialogar con ENAIRE “para llegar a acuerdos que pongan fin a los paros y permitan normalizar el control aéreo en España”.

Tras la jornada del lunes, este miércoles tiene lugar el segundo día de paros parciales convocados por USCA entre las 10.00 y las 12.00 horas de la mañana y entre las 18.00 y las 20.00 horas por la tarde. El próximo viernes, 12 de junio, y el domingo 14, se celebrarán las otras dos jornadas de huelga convocadas.