El cambio estaba anunciado y finalmente se ha hecho oficial. Así, el Comité Asesor Técnico del Ibex-35 ha decidido dar entrada a Aena y Acerinox, mientras que BME y Acciona abandonarán el índice. Dichos cambios entrarán en vigor el 22 de junio.

La llegada de Aena y Acerinox al selectivo español no supone ninguna sorpresa, ya que desde hacía varias semanas partían como favoritas para entrar en el Ibex-35. En el caso de Acerinox, grupo participado por la familia March y Alicia Koplowitz, supone su regreso tras su abandono en diciembre de 2013.

Estos no serán los únicos cambios que sufra el parqué madrileño, ya que desde el próximo 25 de junio Jazztel (tras recibir la opa de Orange) quedará excluida del índice, y de este modo de forma temporal pasará a tener 34 valores cotizados. Ante esta eventualidad, el Comité Asesor Técnico se reunirá con carácter extraordinario el 8 de julio y decidirá la composición final del selectivo.

A la hora de decidir la composición del Ibex, el comité computa el volumen de contratación en euros en el mercado de órdenes durante el periodo de control, que en este caso incluye los meses de septiembre a febrero inclusive. El comité ha informado además de que el coeficiente aplicable de Acerinox será del 80% y de Aena del 60%, con un total de 209,4 millones y 90 millones de acciones a efectos de cálculo, respectivamente.

Aena aterriza con turbulencias

Por lo que respecta a la llegada de Aena, cabe señalar que ocupará el puesto número 16 por nivel de capitalización. Esta llegada al selectivo español se produce en plena batalla judicial por las tasas aeroportuarias, una circunstancia que podría afectar negativamente a la cotización del valor, aunque el mercado ya descuenta parte de esta incertidumbre.

Los analistas consultados por SABEMOS creen que este desacuerdo surgido en torno a los criterios para el cálculo de las tasas aeroportuarias desestimula la inversión en una compañía como Aena, ya que podría suponer una posible merma de ingresos.

Los accionistas institucionales consideran que este nuevo escenario cambia las condiciones con las que entraron en su capital, con una garantía de tasas congeladas hasta el año 2025, según se recoge en el nuevo marco regulatorio, denominado Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), creado para dar entrada al capital privado en Aena, y que entrará en vigor en 2017.