La compraventa de productos de segunda mano cada vez cuenta con más usuarios, que encuentran en plataformas como eBay, segundamano.es o Wallapop el perfecto escaparate para sus productos. Ahora Facebook también quiere tener presencia en este mercado.

A Facebook le gusta cambiar, ofrecer cosas nuevas, y por ello después de poner en marcha Facebook Messenger, las llamadas y el envío de dinero, ha comenzado a probar un nuevo servicio a través del cual la red social nos permitiría vender y comprar productos de segunda mano.

“Vender algo”, esa sería la nueva pestaña que Facebook añadiría y a través de la cual se podrían añadir fotos y la descripción del producto a vender. Esto convertiría a la red social en una especie de eBay o Wallapop, en la que la compañía se estaría aprovechando de eso de que “todo el mundo está en Facebook”para que el catálogo de artículos y objetos llegase a más gente. Por ahora tan solo sería una prueba pero está previsto que en EE.UU pronto puedan probar este servicio, que al parecer podría llegar más tarde a otros países.

Hoy en día, aún sin la posibilidad de acceder al nuevo servicio que Facebook parece estar preparando, son ya muchos los usuarios que cuelgan en la red social esos productos que quieren vender, pues es muy fácil que todas aquellas personas que tienes agregadas puedan ver tu publicación, al igual que estos anuncios pueden hacerse visibles en grupos. Por ello la idea de incluir una opción que permita comprar y vender no es ninguna locura. Además, estamos viendo cómo cada vez hay más gente que adquiere artículos de segunda mano, del mismo modo que crece el número de personas que deciden deshacerse de esos objetos que ya no utiliza o de los que quiere desprenderse.

Wallapop, eBay y segundamano.es, ¿tienen algo que temer?

Hay que tener en cuenta que Facebook se encontraría con una importante competencia dentro del mercado de segunda mano: Wallapop, eBay y segundamano.es, entre otras, son plataformas que cuentan con un gran número de usuarios y con una amplia oferta de productos, que van desde casas y coches hasta discos de música, ropa o smartphones, sin olvidarnos de libros y videojuegos. Todo se vende y todo se compra, aunque eso sí, pasando un filtro con el que Facebook aún parece no contar.

Si miramos a Wallapop nos encontramos con una startup que tiene como característica particular la geolocalización de los usuarios y sus productos para que sea mucho más fácil la entrega en mano, y puedan ahorrarse los gastos de envío. Cuenta con una plantilla que no llega a los 50 trabajadores y que sin embargo ya ha conseguido más de 40 millones de euros que le permiten mantener un modelo de negocio gratuito para sus usuarios. Su aplicación móvil se encuentra entre las más descargadas para iOS y Android, pues en apenas dos años se han producido más de cinco millones de descargas. Desde luego la acogida que ha tenido la ‘app’ por parte del público ha sido muy buena, por lo que a Facebook le costará hacerle frente a Wallapop, el primer mercadillo móvil de segunda mano.

Y prestando atención a las webs, tenemos a sagundamano.es  y eBay, entre otras, que también se han ganado un importante hueco en el negocio de la venta de objetos usados. Por ejemplo, segundamano.es cerró 2014 con más de 1,6 millones de artículos vendidos y terminó el primer trimestre del año con ventas de 170 millones de euros. Mientras que eBay, a pesar de que su facturación global en 2014 creciese un 12% hasta los 17.902 millones de dólares, comienza a verse amenazada por Amazon.

Wallapop parece situarse a otro nivel, por lo que quizás quienes más deberían temer la entrada de Facebook en el mercado de los productos de segunda mano deberían ser las webs, pues comenzar a utilizar las redes sociales como nuevo expositor de mercadillo podría suponer una amenaza, ya que los usuarios no tendrían que salir de su perfil ni necesitarían registrarse en otra plataforma para comprar y vender productos. Aunque como ya hemos dicho, estos sitios (Wallapop, segundamano.es y eBay) cuentan con filtros para evitar fraudes y estafas, mientras que Facebook lanzará un servicio en el que en principio no existirá ningún control.

Imagen | juanda021282 en Flickr