Las televisiones españolas se están volcando en el capital riesgo, a través de un sistema de adquisición de acciones en startups conocido como “media for equity”. En lugar de aportar dinero para comprar una participación en una empresa, los grupos de comunicación ofrecen publicidad en sus canales.

“Damos 100 anuncios en vez de 1 millón de euros, por ejemplo”, explica el responsable de Diversificación de Atresmedia, Javier Nuche.

El “media for equity” es una forma de diversificar ingresos, para que no todos provengan de la publicidad

Esta forma de inversión se puso en marcha en España siguiendo la tendencia de otros países como Alemania, donde se vio la necesidad de diversificar los negocios de los grandes grupos audiovisuales, un sector en el que los ingresos publicitarios tienen un gran peso específico. A través de la entrada de dinero desde otras fuentes, las compañías son capaces de mitigar los efectos de las crisis cíclicas.

Pero además de reducir el riesgo asociado a tener todos los huevos en la misma cesta, el “media for equity” permite a las cadenas acercarse a empresas que, por sus dimensiones limitadas, no tienen presupuesto para grandes campañas publicitarias. Eso por un lado, ya que también se granjean la simpatía de una nueva generación de anunciantes.

Es como la cantera del Real Madrid. Te permite invertir en pequeñas empresas con un gran potencial de crecimiento, que además van a ser los clientes del futuro”, señala el director de Desarrollo Corporativo de Mediaset España, Toni Moreno.

Por lo general, coinciden ambos directivos, los objetivos de estas operaciones son compañías en fase de crecimiento, sobre todo del mundo de internet, ya que las “puntocom” son fácilmente escalables y no requieren de grandes esfuerzos financieros para ampliar su alcance.

Pero no es fácil competir en el capital riesgo, un sector que “está de moda”, según Toni Moreno. “Todos pensamos que hay una cierta inflación en lo que se está pagando”, secunda Javier Nuche.

La trayectoria

Atresmedia y Mediaset España han apostado con más fuerza por las operaciones de “media for equity” en los dos últimos años.

En el caso del grupo de Antena 3, la primera incursión que realizaron en este campo fue la de El Armario de la Tele, aunque después han trabajado con otras 7 firmas: Groupalia, Wallapop, i-Neumáticos, Promofarma, Fever, Fintonic y ChicPlace.

Por la parte de Mediaset, la compañía ha colaborado de diferentes formas con “más de 20 startups, comenta Toni Moreno, entre las que destacan La Nevera Roja -de cuyo accionariado han salido recientemente-, ByHours, Westwing y Wimdu.

El total de empresas con las que se han reunido ronda las 200, según Moreno.

El futuro

Atresmedia tiene intención de acabar el año con una cartera de 12 participadas, adelanta Javier Nuche. “Queremos invertir en entre 6 y 8 empresas al año para crear una cartera de en torno a 20 empresas”, precisa.

En concreto, la estrategia de la compañía se centra en obtener cuotas de entre el 10% y el 20% de estas startups, a las que dedicarán unas carteras de publicidad valoradas entre 1 y 2 millones de euros para cada una. En total, calcula que la inversión será de unos 25 o 30 millones, en valor del espacio publicitario cedido.

Cuando Mediaset España haya cerrado dos operaciones que tiene pendientes, habrá invertido 10 millones desde 2013

“De aquí a una semana habremos invertido unos 10 millones desde 2013”, afirma Toni Moreno, quien adelanta que se van a cerrar dos operaciones más en unos días.

El grupo no se plantea objetivos de inversión cerrados, asegura, porque no cuentan con una asignación monetaria determinada ni con un horizonte de salida de las participadas establecido. Al no contar con fondos institucionales detrás de estas iniciativas de capital riesgo, matiza Moreno, no hay umbrales de rentabilidad fijados de antemano.

En el caso de Atresmedia, su objetivo es multiplicar por 1,5 o 2 la inversión, en términos del valor equivalente en el espacio publicitario dedicado a startups.

En ambos casos, dicen, los riesgos están claros y asumen que por el camino alguna de las empresas en las que han entrado “morirá”.

un caso de éxito

Aunque no se ha reconocido el importe pagado por el fondo Rocket Internet, Mediaset se deshizo de su participación en La Nevera Roja por una cuantiosa suma de dinero.

“Con La Nevera Roja, Mediaset lo hizo muy bien”, reconoce Javier Nuche.

Al aportar Mediaset su publicidad, el portal de pedidos de comida a restaurantes empezó a crecer “muy rápidamente”, aclara Toni Moreno.

“Llegó un momento -cuenta Moreno- en el que vimos que el mercado a nivel internacional estaba muy caliente, porque los cuatro grandes competidores a nivel internacional habían levantado mucho dinero y estaban en una carrera de expansión a ver quién se posicionaba mejor en cada mercado. Nuestro retorno fue muy bueno”.

 

Foto: Flickr – Flash.pro