Esta noche, a partir de las 3’00h de la madrugada hora española, darán comienzo las finales de la NBA. Los Golden State Warriors se medirán a los Cleveland Cavaliers, o lo que es lo mismo, Stephen Curry contra LeBron James.

Después de unos cómodos Playoffs, los de San Francisco llegan con la moral en estado de ebullición. No obstante, el duelo en la final ante los de Ohio tiene pinta de ser largo y duro. Para saber un poco mejor cómo llegan ambos equipos al momento cumbre de la temporada, vamos a conocer las mejores armas con las que cuentan cada uno de ellos.

ESTRELLAS: Stephen Curry vs. LeBron James

Stephen Curry: El MVP de la temporada regular, Stephen Curry, llega totalmente desatado a sus primeras finales como profesional. Después de dejar en el camino a los fáciles New Orleans Pelicans, los correosos Memphis Grizllies y los todavía inexpertos Houston Rockets, la gran estrella de los de Oakland, deberá mantener el espectacular nivel mostrado hasta ahora si los Warriors quieren tener aspiraciones.

El pupilo de Steve Kerr sabe de sobra que por sus manos pasa gran parte de las opciones de Golden State para hacerse con el anillo. El All-Star y reciente campeón del mundo es considerado por muchos el mejor base y tirador de la NBA, aunque no es hasta este tipo de partidos cuando un jugador demuestra realmente la pasta de la que esta hecho. Sus promedios en Playoffs hablan por si solos: 29,2 puntos, 6,4 asistencias, 4,9 rebotes, 1,8 robos, y el récord de triples anotados en unos Playoffs.

LeBron James: Si bien Curry es considerado el mejor base de la actualidad, el rey Lebron sigue siendo considerado el mejor jugador del momento. Después de una titubeante temporada, Cleveland Cavaliers ha conseguido llegar al momento más importante de la temporada en su mejor forma, y en ello, LeBron James ha tenido mucho que ver.

El alero de Akron ha conseguido tomar las riendas del equipo después de la lesión de Kevin Love y los problemas de rodilla de Kyrie Irving. A pesar de seguir recibiendo críticas como de costumbre, y ser comparado con Michael Jordan cada vez que llega a unas finales, LeBron continúa silenciando bocas y ha conducido prácticamente él solo a los Cavaliers a la puerta de su primer anillo, que sería a la postre el tercero para el “Rey”. Sus números a lo largo de estos Playoffs son simplemente descomunales: 27,6 puntos, 10,5 rebotes y 8,3 asistencias.

ESCUDEROS: Klay Thompson vs Kyrie Irving

Klay Thompson: El fiel escudero de Stephen Curry no ha brillado especialmente hasta el momento en estos Playoffs. Ya sea por grandes defensas como la de Tony Allen o Trevor Ariza, o bien por el cansancio acumulado tras haber jugado el Mundial el pasado verano, el número 11 de los de San Francisco está por aparecer en esta postemporada. De él se espera que sea el desatascador del equipo y gran referencia cuando Curry sufra 2×1 en defensa o simplemente tenga un mal día. Veremos en qué estado físico llega después de haber sufrido una pequeña conmoción cerebral en los últimos días debido al golpe sufrido en el game 5 de las finales del Oeste por Ariza. Sus promedios en lo que va de Playoffs se reducen a 19,7 puntos y 3,7 rebotes.

Kyrie Irving: Al contrario que LeBron, el base de los Cavaliers llega muy tocado físicamente a estas finales. Tan solo pudo disputar un partido ante los Hawks en las finales de Conferencia. Una tendinitis bastante severa, y el no haber podido descansar apenas en toda la temporada, nos están impidiendo ver al verdadero Kyrie Irving en estos Playoffs. Por el bien del espectáculo, y por el tremendo duelo que va a mantener con Curry durante toda la serie, esperamos a un Irving totalmente recuperado y al 100%. En los sólo 12 partidos que ha disputado en esta postemporada, sus números son de 18,7 puntos y 3,7 asistencias.

SECUNDARIOS

Por último, pasamos a repasar los jugadores que de alguna u otra manera tendrán un papel si bien no principal, sí muy importante en el devenir de sus equipos.

Golden State Warriors: Los principales jugadores que tendrán que ayudar a las dos estrellas del equipo a tirar del equipo son sin duda Draymond Green y Harrison Barnes. Se trata de dos de los jugadores con mayor progresión en la liga. Además de en ataque, se antoja determinante la efectividad con la que puedan parar a LeBron James en defensa, toda vez que serán ellos dos quienes se tengan que batir el cobre con el Rey. Otros jugadores de los que se espera que mantengan su regularidad son el australiano Andrew Bogut y el alero Andre Iguodala. Shaun Livingston, Leandro Barbossa, David Lee y Festus Ezeli completan la larga rotación de los californianos.

Cleveland Cavaliers: Un hombre destaca por encima del resto dentro de los secundarios del equipo: no es otro que el díscolo JR Smith, que ha pasado en unos meses de ser un jugador defenestrado en la gran manzana, a ser pieza vital en los esquemas de Blatt. Otro que vino de Nueva York con la cabeza gacha y que ahora mismo es imprescindible es Iman Shumpert, y es que el escolta se ha acoplado perfectamente al tipo de juego que le gusta a LeBron James. En la pintura, dos nombres que si bien no hacen mucho ruido, cumplen perfectamente con su rol: el ruso Timofey Mozgov y el ala pivot Tristan Thompson. Defensa, rebote e intensidad al servicio del equipo de Ohio. Matthew Dellavedova, James Jones, Mike Miller y Kendrick Perkins completan la rotación.

ENTRENADORES: Steve Kerr y David Blatt

Si a principio de temporada nos hubieran dicho que dos entrenadores rookies iban a llevar a sus equipos a las finales de la NBA, prácticamente nadie se lo hubiese creído. Sobre Kerr pocas palabras de elogio más cabe decir. Ha batido todos los récords posibles de un entrenador nobel y ha sabido engrasar lo que Marc Jackson comenzó hace unos años llevándolo a un nivel totalmente espectacular. David Blatt es otro cantar, una primera parte de la temporada en la que estuvo más fuera que dentro del equipo, y un último tramo de Liga Regular y unos Playoffs que posiblemente ya le hayan valido la renovación. Veremos qué trucos usan uno y otro a la hora de afrontar la serie, y a quien de los dos le pasa más el cartel de rookie.

Con todos los mimbres desgranados y con unas ganas locas de baloncesto, sólo cabe esperar a que dentro de unas horas Bogut y Mozgov luchen por la primera pelota en el Oracle Arena. ¡Qué arranquen las finales!

Imagen | ‘bleacherreport