El director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, ha enmarcado las discrepancias entre el operador aeroportuario Aena y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a cuenta de las tarifas aéreas a las tensiones habituales que hay entre las empresas reguladas y el regulador.

Nadal, que es consejero de Enaire -matriz de Aena-, ha afirmado que “en todas las ‘utilities’ la relación entre regulador y regulado es de amor-odio. Siempre hay tensión y elementos de contrapeso. Si no los hubiera, es que alguien esta haciendo mal su trabajo”, ha señalado en un Encuentro Informativo organizado por Europa Press y Servihábitat.

Por ello, Nadal ha considerado estas discrepancias entre la dirección y algún accionista significativo de Aena por un lado, y la CNMC por otro sobre las tarifas aéreas como algo “totalmente normal”. De lo contrario, “no estaríamos hablando de un mercado de estas características”, ha subrayado, tras precisar que nunca va a cuestionar la labor de un organismo independiente, informa Europa Press

 Haciendo una reflexión de carácter más general, Nadal ha señalado que la regulación siempre es un “mal sustituto del mercado”, pero ha dejado claro que el diseño integrado del organismo que preside José María Marín Quemada, que le permite tener una visión global de todos los sectores, “tiene sus ventajas”.

Junta de Aena

Aena celebrará mañana miércoles su primera junta general de accionistas tras sacar a Bolsa el 49% de su capital el pasado 11 de febrero, e inmersa en su batalla contra los criterios de la CNMC sobre el cálculo de tasas aeroportuarias y comerciales.

El gestor aeroportuario ha incluido un nuevo punto en el orden del día en el que pide autorización al consejo de administración para defender los intereses de Aena frente al Acuerdo de la CNMC por su informe en el que cuestionaba el método de cálculo de las tasas aeroportuarias realizado por Aena.

El punto décimo del orden del día que trata este asunto fue agregado por el fondo británico The Children Investment (TCI) que controla el 7,71% de Aena y es su segundo mayor accionista tras Enaire, entidad pública que posee el 51% del gestor aeroportuario.

Este punto solicita emprender acciones “contra cualesquiera otras resoluciones de la CNMC que pudieran afectar negativamente el actual sistema regulatorio de cálculo de las tarifas aeroportuarias”.

Además, se insta al Gobierno a evitar que la CNMC “asuma funciones fuera de su ámbito de competencia o contrarias al marco regulatorio vigente en materia de tarifas”.