Vivimos enganchados a Internet, y eso es algo que muy pocos pueden negar, ya que el número de usuarios no para de crecer. Buena culpa de esto la tienen los smartphones que hace unos años nos metieron Internet en el bolsillo, poniéndonos al alcance de la mano el acceso al servicio y condenándonos a pasar horas y horas frente a los dispositivos móviles.

En el año 1995 el número de usuarios de Internet rondaba los 35 millones, hoy esa cifra es mucho mayor, pues en torno a 2.800 millones de personas hacen uso de la red en la actualidad. Unos datos que dejan constancia de la importancia que tiene Internet en nuestro día a día y a los que contribuye el uso de dispositivos móviles con conexión como los smartphones o las tablets.

La analista de KPCB Mary Meeker lleva años recogiendo en un imprescindible informe unas tendencias que han ido cambiando con el tiempo. Comparando el uso que se hacía de Internet antes y ahora observamos como éste se ha convertido en imprescindible para muchas personas, que no pueden dejar de acudir a él contantemente.

El informe Tendencias de Internet 2015 muestra cómo han ido aumentando las horas que los usuarios de Internet pasan conectados, así como las descargas de aplicaciones de mensajería, el uso de redes sociales, la cantidad de fotos que compartimos y las compras online. Mientras que hace 5 años, en EEUU, lo normal era que un adulto no pasase más de 3 horas mirando sus dispositivos, hoy esa misma persona puede pasar cerca de 6 horas frente a su teléfono, ordenador y tablet.

Pero claro, este uso parece estar totalmente justificado, pues los smartphones no nacieron solo para realizar llamadas, y ahora permiten visualizar vídeos, jugar online y hasta realizar pagos. La tecnología ha avanzado mucho y parece haber ideado un mundo en el que puedas tenerlo todo en la palma de la mano: la agenda, el supermercado, el correo, la mesa de trabajo, etc.

Los dispositivos móviles lo hacen posible

Enviar correos electrónicos nunca fue tan fácil, desde cualquier lugar y a cualquier hora, eso nos ofrecen los smartphones y las aplicaciones móviles. Del mismo modo que las nuevas formas de pago mediante dispositivos también agilizan las compras. Además, son muchas las gestiones que pueden realizarse a través de Internet suponiendo un menor tiempo de espera y mayor comodidad para el usuario.

Las aplicaciones de mensajería no han parado de crecer, las encontramos en todos los teléfonos y con diferentes funciones (llamadas de voz, videollamadas, envío de imágenes, emoticonos,…). Entre las 10 apps más utilizadas a nivel global, vemos como 6 de ellas pertenecen a la categoría de mensajería. Así, podemos destacar el tan conocido WhatsApp y Facebook Messenger, entre otras muchas aplicaciones.

Las redes sociales son cada vez más utilizadas entre aquellos que tienen entre 12 y 24 años, que destacan, en EE.UU, entre sus favoritas a Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter.

La Generación del Milenio (esos millennials que tienen entre 18 y 34 años) no sabe lo que es vivir sin móvil, no es capaz de salir a la calle sin él encima, pues según recoge el informe un 87% de estadounidenses no se despega de su smartphone ni un solo segundo, viven atados a él. Además, un 80% confirma que lo primero que hace por las mañanas nada más levantarse es mirar el teléfono y también resulta bastante habitual pasar más de dos horas mirando su pantalla. Las cámaras que tienen los dispositivos móviles también son todo un atractivo para esta generación, que suele subir a las redes sociales las imágenes tomadas.

Los drones, cada vez más comunes

El uso de drones se ha disparado y desde 2013 hasta ahora han sufrido un gran crecimiento. Son muchas las funciones para las que estos dispositivos están siendo utilizados, en EE.UU, por ejemplo se emplean en la agricultura para tener un control del crecimiento del cultivo o para realizar inspecciones de las líneas eléctricas y de gas, mientras que en Haití y Nepal tras los terremotos pudimos ver a aviones no tripulados evaluando los daños del desastre.

Tras una normativa bastante agresiva se han comenzado a abrir las vías para que los drones puedan ser utilizados en empresas y negocios, como puede ser el reparto de paquetes. De este modo, más de 400 compañías norteamericanas cuentan con permiso para trabajar con drones.

Nuevas formas de comercio

En el Top 5 de las plataformas de comercio online nos encontramos con eBay, Amazon, Alibaba, JD y Rakuten que tienen un gran volumen de ventas y beneficios. Ante estas compañías tenemos a consumidores que está convencidos de que pueden encontrar en Internet todo lo que busquen, y que el proceso va a ser más fácil y rápido.

Internet también ha cambiado la forma de trabajar. Así, los freelancers son cada vez más y en EE.UU representan al 34% de los trabajadores. Estos freelancers utilizan Internet para obtener clientes y hacer negocio, y un 69% coincide en que las redes sociales han cambiado la dinámica de trabajo en la red, al igual que el 65% cree que es mucho más fácil encontrar trabajo a través de Internet. 

El mercado online ofrece muchas posibilidades, pero también hay que tener en cuenta que existen unas normativas que ya han causado problemas a algunas empresas, como es el caso de Uber, Airbnb o StubHub. Es por ello que muchas de ellas piden una regulación más acorde con la nueva vida tecnológica.

Aumenta el número de ciberataques

En muchas ocasiones los datos que se registran en Internet acaban siendo utilizados con fines maliciosos. Los dispositivos móviles ponen al alcance de cualquiera infromaciones como contactos o información personal, por lo que son un blanco fácil para los atacantes. Además, el robo de dispositivos también supone un riesgo para la seguridad del usuario, ya que son bastante frecuentes.

La agilidad y rapidez con la que se producen los robos de datos supone que en el 69% de los casos la víctima ni siquiera es consciente del ataque, se entera más tarde gracias a la publicación en los medios de dicha amenaza o por la policía. Es complicado detectar los ataques de forma inmediata, pero lo cierto es que los tiempos de respuesta se han reducido en un 90%.

A pesar de las grandes inversiones en tecnologías de seguridad, la falta de expertos cualificados continúa siendo un gran problema, pues en EE.UU. al menos un 30% de las empresas señala escasez de profesionales con conocimientos en en cloud computing y la virtualización de servidores de seguridad, así como en seguridad de red y de datos.

 

 Imagen | Ed Yourdon en Flickr