La aerolínea del Golfo, máximo accionista de IAG (matriz de Iberia), confirma su apuesta por el mercado español con más vuelos. Este verano ya serán 28 vuelos al día desde Madrid y Barcelona a Doha. De momento, el grupo catarí y la aerolínea española no han iniciado la (previsible) coordinación de sus operaciones.

Qatar Airways se convirtió el pasado enero en el principal accionista de IAG (el holding que agrupa a Iberia, British Airways y Vueling) con la compra de una participación del 9,9%. El grupo aéreo catarí, de titularidad estatal, no esconde que su pretensión es elevar a medio plazo ese paquete accionarial y que la operación abre un nuevo escenario para cooperar con todas las aerolíneas del grupo.

El propio consejero delegado de grupo árabe, Akbar al Baker, ha subrayado en varias ocasiones que debe avanzarse en fórmulas de colaboración entre su compañía y las aerolíneas de IAG para fortalecer el crecimiento de todas. Y las compañías trabajan en diseñar de qué manera afianzar una futura alianza (acuerdo de códigos compartidos, coordinación de horarios y frecuencias…).

A la espera de que se concreten esas fórmulas de colaboración con Iberia, Qatar sigue creciendo en el mercado español por sí misma. El grupo del Golfo elevará este verano las conexiones que unen España con Doha, la capital catarí. Qatar sumará cuatro nuevas frecuencias semanales desde Madrid a partir del 16 de julio (hasta completar dos vuelos cada día) y, a partir de agosto, operará todos los vuelos desde la capital española con un avión del nuevo modelo Boeing 787 Dreamliner. Con la nueva operativa, la compañía eleva hasta los 28 vuelos cada semana su oferta desde España (14 desde Madrid y 14 desde Barcelona) y eleva su capacidad de asientos un 28%.

De momento no hay coordinación [de operaciones] con Iberia. Pero la entrada de Qatar en el accionariado de IAG es una oportunidad. Seguro que se trabajará en ello en el futuro”, explica la directora general de Qatar Airways en España, Marimar Laveda. “Y será muy beneficioso para nuevas compañía en España. Lo que pueda pasar siempre serán cosas buenas”.

Puente entre Asia y Latinoamérica

De hecho, desde Qatar esta futura (y más que previsible) coordinación con Iberia se ve como una gran oportunidad para ampliar sus mercados. Hasta ahora, Qatar capta tráfico de pasajeros españoles y europeos, fundamentalmente de negocios, que viajan directamente a Doha o que utiliza el hub (centro de interconexión de vuelos) de la capital catarí como escala hacia otros destinos en Asia.

El siguiente paso al que aspira Qatar, de la mano de Iberia, es utilizar España como puente natural entre Asia y Latinoamérica. “Es muy importante unir Latinoamérica y Asia, y España es el punto natural”, sotiene Laveda. “El mercado necesita conectar los mercados asiático y latinoamericano. Y Qatar, Iberia y British Airways serán algunas de las compañías que lo harán”.

El grupo catarí ya cerró el pasado noviembre con Vueling –antes de entrar en el capital de IAG- un acuerdo interline, que contempla la venta conjunta de billetes para enlaces entre vuelos de las dos compañías. En paralelo, ya existe cierta coordinación operativa entre British, Iberia y Qatar, dado que las tres forman parte de la alianza aérea Oneworld.