No reducir las conexiones irlandesas y mantener el empleo eran dos de las principales peticiones de la compañía. Una vez que IAG ha accedido, finalmente ha acordado lanzar una oferta pública de adquisición (OPA) por el 100% del capital de Aer Lingus por un importe total de 1.400 millones de euros.

En un comunicado remitido a Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía que agrupa a Iberia, British Airways (BA) y Vueling ha manifestado su intención de hacerse con la compañía irlandesa, que le suponía un activo estratégico, tras hacerse con la aprobación del Gobierno irlandés, propietario de un 25% de las acciones, si bien aún queda saber qué hará Ryanair, que cuenta con un 29% y a quien Bruselas impidió presentar su propia oferta por problemas de competencia.

Por lo que respecta a la oferta, se dirige a todos los accionistas de Aer Lingus. En cuanto a la formulación de la misma, se hará mediante una compraventa en metálico, siendo la contraprestación de 2,55 euros por cada título de la irlandesa, que incluye un pago en efectivo de 2,50 euros por acción y el pago de un dividendo de 0,05 euros por título.

Así, la transacción representa una prima de, aproximadamente, un 40,1% sobre el precio de cierre de 1,82 euros por acción de Aer Lingus el pasado 17 de diciembre, siendo el último día de negociación antes del comienzo del periodo de la oferta, y de un 76,5% sobre el precio medio ponderado por volumen de 1,44 euros por acción de la irlandesa en el periodo de seis meses que finalizó el 17 de diciembre.

Los consejeros independientes de Aer Lingus, asesorados por Goldman Sachs, han considerado que la oferta es “justa y razonable” según indican desde Europa Press, por lo que tienen intención de recomendarla. Además, hay que añadir que IAG ha accedido a las principales peticiones de la compañía irlandesa. Mantener a los empleados y no reducir las conexiones existentes eran una prioridad. De hecho, en este sentido, IAG espera que, bajo su titularidad, surjan oportunidades de creación de empleo en Aer Lingus, especialmente en Irlanda. En concreto, prevé un crecimiento neto del empleo en la aerolínea irlandesa de aproximadamente 150 empleados hasta el 31 de diciembre de 2016 y de hasta 635 nuevos puestos de trabajo para 2020.

Por otra parte, había exigencias de blindar los slots (los derechos de despegue y aterrizaje) de Aer Lingus en el aeropuerto de Heathrow, en Londres.

Cómo se presenta el futuro

En cuanto a los planes de futuro que se presentan si todo sale conforme a las ideas de IAG, con esta adquisición la compañía tiene un fundamento “estratégico y financiero claro” para el grupo a un precio atractivo para los accionistas de la irlandesa.

Además, desde IAG esperan que la adquisición proporcione beneficios significativos para los clientes de ambas compañías a través de “una red mejorada, especialmente en Norteamérica, utilizando a Dublín como ‘hub’ de entrada natural para las rutas transatlánticas”, y que reporte beneficios financieros “atractivos y cree valor para los accionistas de IAG”.

Asimismo, Aer Lingus operará todos sus servicios aéreos de transporte de pasajeros programados bajo su marca y mantendrá Aer Lingus como su nombre registrado y su sede y lugar de constitución en la Republica de Irlanda, en cada caso, a menos que el Ministro de Finanzas de Irlanda acuerde lo contrario.

En otro sentido más genérico, desde la compañía estiman que también es probable que se creen nuevos puestos de trabajo indirectos en actividades de apoyo de aerolíneas y aeropuertos y en la economía irlandesa en general, especialmente en el sector turístico del país.

Imagen | Flickr – James Wang