No son tiempos sencillos para crecer, pero eso no ha sido impedimento para que el operador móvil virtual (OMV) Simyo consiga alcanzar la cifra de 600.000 clientes. Además lo hace con el respaldo de Orange que de momento no tiene intención de integrar Amena.com y Simyo (virtuales de su propiedad) bajo un mismo operador o marca.

El contexto no se presenta sencillo en el sector de las telecomunicaciones, sobre todo para los operadores más pequeño. La unión de Ono y Vodafone, sumada a la de Jazztel y Orange, redibuja un escenario de tres compañías que controlan más del 80% en la cuota de mercado tanto en banda ancha fija como móvil. Por eso, los datos presentados por Simyo son un impulso para un segmento –el de OMVs- que en estos momentos busca su hueco más que nunca.

De este modo, el tope de 600.000 líneas móviles que ha alcanzado Simyo marca un nuevo hito en la historia del OMV que lleva 7 años operando en España. Desde la compañía quieren dejar claro que no ha sido “solo gracias a los nuevos clientes, sino también gracias a todos los clientes actuales que han decidido quedarse en Simyo libremente, ya que no tenemos ningún tipo de permanencia”. En este sentido, es cierto que desde el pasado mes de junio (2014) tienen un saldo neto de portabilidades en positivo. También es cierto que desde que empezó 2015 han ido en una línea descendente: enero (16.400), febrero, (12.874), marzo (12.443), abril (11.064), pero aun así suman 10 meses de balance positivo que les ha llevado, en gran parte, a esos 600.000 clientes.

Para alcanzar esa cima han tenido que sobreponerse a algunos análisis del mercado que les daban en retirada por no estar a la altura de las nuevas ofertas convergentes. Pero desde Simyo tienen muy claro su estrategia y en declaraciones a SABEMOS ofrecen una cifra contundente: “uno de cada tres usuarios prefiere que su línea de móvil sea libre y no esté atada a ningún servicio adicional”. Ante este escenario, desde la compañía aseguran que su “reto está, sobre todo, en seguir llegando a todos esos usuarios para que nos conozcan, nos recomienden y sepan que en Simyo tienen justo eso, telefonía móvil libre de calidad y sin añadidos”.

Lógicamente, desde Simyo, insisten en la idea de que “hay mucha gente que no necesita todos esos servicios convergentes: porque no tienen fijo en casa, porque prefieren ahorrar teniendo su móvil por separado, o por la flexibilidad. Por lo tanto, ofrecemos telefonía móvil sin líos, sin añadidos ni más complicaciones, ahí está la clave”.

Orange quiere a Amena.com y Simyo libres

Como cualquier otro inicio de invierno, el frío campaba a sus anchas sin temor alguno. Así fue como se conoció la adquisición de Simyo por parte de Orange a finales de 2012. Se hizo con el 100% de las acciones de la compañía, entonces propiedad de KPN, por unos 30 millones de euros.

Con la adquisición de Simyo, entonces contaba con 380.000 clientes, Orange pretendía continuar su “apuesta por España y fortalecer su posición en el mercado de la telefonía móvil”. De hecho, tal y como explicaron desde la filial francesa, la operación no cambiaría nada para los abonados a la marca Simyo, que seguirán con las mismas tarifas y condiciones, así como operando como un operador móvil virtual en la red de Orange.

Pronto surgieron las dudas sobre esta operación, y desde la organización de consumidores OCU recordaban acciones pasadas llevadas a cabo, como la compra de ya.com, en la que usuarios y la propia empresa salieron mal parados.

En principio, más de dos años después, parece que estos temores no han cristalizado. De hecho, desde SABEMOS hemos consultado a Orange por los planes de futuro al respecto de los dos OMVs de su propiedad (Simyo y Amena.com) sobre alguna posible unión de los mismos, y la respuesta ha sido muy tajante: “De momento no nos planteamos cambios en este sentido, pues nuestras marcas -Amena.com, Simyo, Mundo- están funcionando muy bien en los distintos segmentos de mercado donde operan y son reconocidas y valoradas positivamente por nuestros clientes”.

Trasladada la misma pregunta a Simyo, la respuesta es similar. Desde el OMV no creen que les afecte directamente la reordenación en el sector de las telecomunicaciones, así como las fusiones y compras que se están dando en el mismo. Dicen que lo “realmente importante” es atender a sus clientes más que pensar en fusiones o adquisiciones.

La realidad en el entorno virtual

El discurso de Simyo, como el de otros operadores virtuales, es que hay margen dentro del segmento móvil para seguir creciendo, pero con matices. En este sentido, según José Enrique Puente, consultor especializado en OMVs, advierte de que “hay que distinguir entre los OMVs que tienen entidad propia y los que son solo marcas de los OMRs, como Amena.com y Simyo, o Lowi (Vodafone) y Tuenti (Telefónica). Los segundos pueden tener recorrido porque permiten posicionar a los OMRs en mercados de nicho como el del cliente low-cost solo de móvil sin dinamitar los precios base de su oferta generalista como OMR. Respecto a los auténticos OMVs, se producirá previsiblemente una concentración o directamente la desaparición de aquellos operadores generalistas que no tienen un enfoque de nicho claro o que no están consiguiendo una imagen de marca fuerte en su segmento”.

Por lo tanto, parece que Simyo tiene todas las cartas marcadas para seguir creciendo. Entre otras cuestiones porque según José Enrique Puente “aquellos OMVs que consigan realizar un buen posicionamiento podrán aprovecharse de esta reducción de la competencia (con la subida de las tarifas minoristas que ya se está produciendo) y sus márgenes aumentarán, tras varios años en los que estos márgenes no han hecho sino decrecer de forma continuada”.

Existen dudas reales sobre el futuro de los virtuales o no

Desde Simyo, en cuanto a sus posibilidades de crecer siendo un virtual, creen que “lo principal no es ser un OMV o no, lo principal es dar un servicio de calidad a un coste razonable”. Por lo que respecta a la confrontación frente a los “grandes”, en Simyo piensan que “las ofertas de “los grandes” son solo para clientes de contrato (postpago), mientras que en simyo no hay diferencias entre nuestros clientes. Por eso tenemos la oferta más completa de prepago, con más de 45 tarifas posibles”.

Por el contrario, José Enrique Puente estima que “la convergencia fijo-móvil basada en la fibra óptica y la concentración que se está produciendo entre los grandes operadores, provoca que se estén limitando las ofertas mayoristas disponibles para estos pequeños operadores”. Así, “salvo quizá Masmovil, ninguno de los OMVs generalistas tiene capacidad financiera para hacer rentable a nivel nacional el uso de las ofertas mayoristas existentes para llegar con fibra óptica hasta el hogar, ni mucho menos para desplegar una red de fibra óptica propia”.

Imagen | Flickr – Simyo Deutschland