El candidato de Ciudadanos a presidir Asturias vive los últimos días antes de la cita con las urnas con la confianza y el optimismo que le da saberse una pieza fundamental en el panorama político regional a partir de la próxima semana. Gran admirador de Albert Rivera, reivindica su autonomía a la hora de tomar decisiones, aunque respetará siempre las directrices que le marque la dirección naranja.

Este hijo de minero y exprofesor de francés es el arma que tiene Ciudadanos para poner patas arriba la Junta General del Principado a partir del día 24 de mayo. Nicanor García (Aller, Asturias, 1954) no tiene miedo, a sus 60 años, de ser el motor de la regeneración en uno de los parlamentos que mayor fragmentación presentará tras las elecciones del domingo. Miembro del coro local de Turón, está dispuesto a dar el cante a los dos grandes partidos, a los que acusa de haberse olvidado de, precisamente, los ciudadanos.

Después de las últimas encuestas publicadas, que les sitúan en tercer lugar, ¿cómo afronta la recta final de la campaña electoral?

Con mucho ánimo e ilusión. Las encuestas nos dan una buena expectativa de voto y creemos que podemos mejorarlo de aquí al final.

El domingo pudimos ver una actitud beligerante por parte de los miembros de Podemos en su mitin central, aquí en Oviedo. ¿Qué estrategia va a adoptar Ciudadanos para convencer a los indecisos hasta el viernes?

Ciudadanos está haciendo una campaña limpia, sin radicalismo, cuyo objetivo es contactar con la gente, entender sus problemas e intentar darles respuestas y propuestas. A los indecisos les decimos que si nos dan su confianza, nos comprometemos a tomar una serie de medidas que mejoren la situación de Asturias, como son reactivar la economía, generar empleo y retener el talento joven, el cual ahora mismo no tiene más opciones que la emigración.

Es inevitable referirme al número dos de su lista, Ignacio Prendes. ¿Cómo lleva que para muchos sea él la referencia del partido? ¿Se siente eclipsado?

En absoluto. Trabajamos en equipo y nadie eclipsa a nadie. Estamos dando muestras de cómo construir la llamada tercera vía política sumando esfuerzos entre personas que piensan igual, y estamos seguros de que seremos todo un referente en España a partir del 24 de mayo.

¿Cómo fue el proceso de constitución de la candidatura? ¿Hubo muchas reticencias de los militantes de Ciudadanos a incorporar a los ex de UPyD?

La integración de los ex de UPyD “provocó reticencias” entre las bases de Ciudadanos

En el proceso de integración de las personas que provienen de la Plataforma Encuentro concurrieron circunstancias especiales, entre otras, la premura de tiempo y la falta de información, lo cual provocó ciertas reticencias en algunos sectores. Afortunadamente se resolvió tal y cómo está contemplado en los estatutos, es decir, con un refrendo de los militantes en una votación directa y democrática. Eso contribuyó a construir una candidatura de integración a favor de la tercera vía política, que será beneficiosa para todos los asturianos.

¿No teme que la situación se recrudezca después del 24-M?

Espero que no. En caso de obtener un grupo parlamentario fuerte, actuaremos como un equipo en defensa del programa y de las propuestas del equipo de Ciudadanos. Seremos coherentes con la responsabilidad que asumimos en este terreno.

Pensando ya en el próximo lunes, ¿qué opina de que cualquier decisión que vaya a tomar usted tenga que tener el visto bueno de Albert Rivera? ¿Teme un pacto de Ciudadanos con otro partido a nivel nacional que le condicione?

Las actuaciones que realicemos en Asturias, así como los pactos que se hagan en base al programa, estarán en consonancia con el partido. Es verdad que deberán ser refrendados por la comisión nacional de pactos de Ciudadanos, pero tendremos autonomía para decidir los asuntos que afecten directamente a Asturias.

¿Respetarán la lista más votada o están dispuestos a apoyar otras opciones? ¿Cuáles son sus líneas rojas?

Como principio general pienso que a la lista más votada es a la que le toca formar gobierno, e intentar pactar con el resto de fuerzas parlamentarias una mayoría lo más amplia posible. De todos modos, en función de los resultados, veremos con quién pactar teniendo en cuenta las propuestas de Ciudadanos. Las líneas rojas son la firma de un pacto contra la corrupción, la regeneración de la política y que no llegaremos a acuerdos con partidos que presenten en sus listas personas que estén imputadas.

Comprometido con la llegada del AVE a Asturias

Un tema que tiene muy preocupados a los asturianos es el del AVE. ¿Se compromete a que el tren deje de ir a 80 km/h en Asturias?

No sólo apoyamos la llegada del AVE a Asturias en los términos que está comprometido, sino que lo exigimos. El Ministerio de Fomento debe cumplir  su compromiso para 2015 y eso permitirá la llegada del AVE a Asturias. Ciudadanos no va a paralizar ninguna obra pública licitada, lo que haremos en el futuro será destinar una parte del presupuesto que actualmente se destina a las grandes infraestructuras, a generar riqueza y crear empleo en sectores relacionados con la economía del futuro, como puede ser la innovación.

Siendo hijo de minero, ¿cuál es su solución para este sector?

Este es un tema especialmente sensible para mí porque nací, crecí y me hice adulto en las cuencas mineras. Es muy doloroso comprobar que a pesar de los miles de millones de euros de fondos mineros que se invirtieron en las cuencas, no se han generado puestos de trabajo alternativos a la minería. Para paliar esta situación proponemos invertir en la reindustrialización de las cuencas por una parte, y prolongar la explotación de la minería más allá de 2018, respetando las directivas europeas, mediante la explotación privada de las minas que sea posible, y así mantener el empleo de los mineros.

¿Cree, como lleva años denunciando Foro, y como ahora dice también Podemos, que PP y PSOE tienen un pacto tácito en Asturias y en el consistorio de Oviedo?

A la vista de las políticas que han aplicado hasta ahora parece ser que sí. Esto nos preocupa y esperamos y deseamos que a partir del día 24, gracias a la constitución del nuevo parlamento, esto cambie y se diga claramente las alianzas y acuerdos que cada uno va a suscribir respetando la pluralidad.

Usted estuvo más de un año afiliado al PSOE, ¿por qué se fue? ¿Ello le hará más proclive a pactar con esta formación antes que con otras?

“El PSOE es una formación política más y hablaremos en las mismas condiciones que con el resto de partidos”

Estuve colaborando con el PSOE en la comisión de educación, entré de forma voluntaria y con ganas de colaborar, y del mismo modo me fui. Sin ningún tipo de problemas ni condiciones, fue mi decisión. El PSOE es una formación política más y hablaremos y pactaremos en las mismas condiciones de igualdad que con el resto de partidos.

¿Qué tiene que decir a los que les acusan de ser la versión light del PP?

Lo mismo que a los que nos acusan de ser iguales al PSOE. Que somos la alternativa de centro, sensata, que va a devolver la ilusión a sus antiguos votantes con una propuesta de ideas y proyectos conectados con los ciudadanos, y que haremos justamente lo contrario a lo que hicieron ellos hasta ahora, que no es otra cosa que estar alejados de la gente y tomar decisiones más de cara a sus partidos que a la ciudadanía.

Como exmiembro del CDS, ¿piensa que Albert Rivera puede jugar el papel que jugó Suárez en una especie de segunda Transición?

Hay un gran paralelismo entre la situación política actual y la de la Transición, con la diferencia de que ahora estamos en un régimen democrático, y con la coincidencia de que la gran mayoría de las personas piden un cambio en la política que abra esperanzas para el futuro del país. En España ha habido presidentes decisivos como Suárez, González o Aznar, y estamos seguros que Rivera será el futuro presidente de España llamado a realizar esa transición, por lo que creemos que hay más semejanzas que diferencias. La característica común es que en ambos veo mucha ilusión.

A sus 60 años, ¿se ve capacitado para liderar la regeneración en Asturias? Porque según su líder esa función les corresponde a los que tienen 20 años menos…

Tal y como hizo público Ciudadanos el mismo día de esas declaraciones, en este proyecto sumamos todas las personas que nos hemos integrado en él con honestidad, con ilusión y ganas de cambiar las cosas. Sin duda el futuro de Ciudadanos lo encarnarán personas que han nacido en la Transición, pero la suma a este proyecto de personas maduras con experiencia en distintos ámbitos de la sociedad civil, es una ayuda imprescindible para construir entre todos una opción política que propicie el cambio que España necesita.