Montse Suárez y Cristina Fallarás discuten, utilizando como excusa la irrupción de Sor Lucía Caram, la monja independentista “enamorada” de Artur Mas, del papel de la religión en la política.