El Boletín Oficial del Estado publicó ayer las últimas subvenciones concedidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores a las fundaciones de los grandes partidos. Se trata de un total de 900.000 euros que la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional reparte para que FAES (PP), Pablo Iglesias (PSOE) y Europa de los Ciudadanos (IU), entre otras, “promocionen la democracia” tanto en España como en el resto del mundo.

Esas mismas fundaciones se han llevado de Exteriores seis millones de euros en cinco años. Si a esa cifra se le añade las ayudas del Ministerio de Educación y Cultura, el coste para las arcas del Estado se eleva, en el último lustro, a los 17 millones de euros. Y todavía falta por conocer la subvenciones de Cultura para este año 2015, que se han convocado ya pero no repartido.

En época de austeridad -y cuando los partidos están más cuestionados que nunca-, sonroja leer las páginas del BOE algunas mañanas. En la número 42.876 de ayer aparece que FAES (la fundación del PP) percibirá 130.000 euros por un programa “para la consolidación de procesos democráticos y del Estado de Derecho”.

En esa misma página se puede leer que la Fundación Pablo Iglesias (del PSOE) se llevará 90.000 euros por un programa de “promoción de la democracia” y otros 88.560 por “visitas, jornadas, estudios y conferencias internacionales”. Y la fundación de Izquierda Unida –llamada Por la Europa de los Ciudadanos- cobra 11.520 por “el fortalecimiento democrático de mujeres lideresas indígenas de Guatemala”.

Del reparto de dádivas, no se queda fuera ninguna fundación de los partidos con representación parlamentaria. Hasta la de ERC (Fundacio Josep Irla) se lleva 4.050 euros por “el intercambio para el fortalecimiento del sistema democrático internacional”.

La fundación que se lleva la mayor porción del pastel que ayer repartió el Ministerio de Asuntos Exteriores es FAES –con 543.510 euros-, seguida por Pablo Iglesias (268.560 euros), la de CDC (28.620), la de los socialistas catalanes (21.420), la de UDC (11.340) y la del PNV (6.750).

Hay que destacar como dato importante que las subvenciones a las fundaciones de los partidos se han reducido a más de la mitad -y su importe total congelado- desde que Mariano Rajoy es el principal inquilino del palacio de la Moncloa. Durante el último año de gobierno presidido por Zapatero (2011), el Ministerio de Asuntos Exteriores llegó a repartir 2,2 millones de euros al año y el Ministerio de Cultura, otros 5.

Las fundaciones del PP y el PSOE, las más agraciadas

La fundación del Partido Popular ha percibido de Exteriores en los últimos cinco años 3.170.057 euros. Si a esa cifra se le añaden los 4.987.000 recibidos del departamento de Cultura, hace un total de 8.157.057 en el último lustro.

Por su parte, las fundaciones del PSOE –Pablo Iglesias e Ideas para el Progreso- cobraron de Exteriores 1.968.733 euros desde 2011 y de Cultura, otros 3.274.200, para un total de 5.242.933 euros en el último lustro.

Precisamente estas fundaciones socialistas se encuentran bajo la lupa investigadora del Tribunal de Cuentas. El fiscal del máximo órgano fiscalizador del Estado emitió a principios de año un durísimo informe en el que acusaba al PSOE de varios delitos en sus relaciones con la Pablo Iglesias e Ideas, según publicó entonces el diario “El País”. Al parecer, en el año 2012, los socialistas concedieron préstamos a ambas fundaciones por un importe, al menos, de 4,4 millones de euros, a pesar de la imposible devolución de ese dinero dados sus balances negativos.

Además, el fiscal se refirió a otros préstamos del PSOE a sus fundaciones en los ejercicios 2010 y 2011 por algo más de un millón de euros que fueron parcialmente condonados. No entendió el fiscal tales préstamos, máxime cuando el propio PSOE, en 2012 tuvo que pedir a cuatro entidades bancarias un préstamo de 14,7 millones para financiar un ERE en el partido.