Mientras las eléctricas siguen instalando contadores inteligentes -muy criticados por los consumidores porque no aportan la transparencia suficiente-, la mitad de los clientes afirman que la factura de la luz no se entiende.

Un estudio de la patronal de las eléctricas Unesa revela que el 52,97% de los clientes no entienden la factura de la luz y que tres de cada cuatro no le dedican más de cinco minutos a revisarla y leerla con detenimiento. Para qué hacerlo, si además el 49,58% dicen no estar muy seguros de conocer los distintos conceptos que aparecen en la carta.

Este es un sector, asegura a SABEMOS Rubén Sánchez, portavoz de Facua, en el que tradicionalmente el consumidor no ha entendido cómo funciona la tarifa “y no ha habido campañas por parte del Gobierno y de las eléctricas para explicarnos la factura”. Tanto la Administración como las empresas deberían hacer “pedagogía”, dice, para que los clientes conozcan la parte fija y la variable de la factura.

Rubén Sánchez, de Facua: “Si no conozco la tarifa, lo tengo complicado para comparar en el mercado”

“Si no conozco la tarifa, lo tengo complicado para comparar en el mercado, para que no me engañen y para optimizar mi consumo”, resume.

La electricidad sale perdiendo, indica Rubén, si se compara con otros mercados regulados como el de las telecomunicaciones, en el que el consumidor conoce mejor los conceptos que se pagan.

Además, resalta, cuando a un usuario le llega un recibo de telefonía conoce las tarifas con antelación, algo que no sucede con la electricidad, dado que los precios varían constantemente y a lo largo del día. “El consumidor debería tener el precio de la tarifa con un mes de antelación, como mínimo. Tienes que saber cuál es el precio de un servicio antes de que te lo cobren”, defiende.

Una solución, un problema

En el siglo XXI, en el que las órdenes de compra de acciones llegan a las principales bolsas del mundo en menos de lo que dura un pestañeo, la tecnología puede ser una solución. Algunas empresas ya se han propuesto comunicar el consumo de manera más inmediata a los clientes.

En el caso de Unión Fenosa Distribución, filial de Gas Natural Fenosa, la compañía ha presentado recientemente una aplicación que permite conocer el gasto cada día. El problema es que no facilita información al instante, algo que reclaman muchas organizaciones, en especial después de la instalación de unos contadores inteligentes que no son tan listos.

Cote Romero: “En los contadores inteligentes no tenemos un display que muestre lo que estamos consumiendo, el precio en cada momento”

“En los contadores inteligentes no tenemos un display que muestre lo que estamos consumiendo, el precio en cada momento”, afirmó en un evento sobre ciudades inteligentes la coordinadora de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Cote Romero.

Esta portavoz critica que los nuevos medidores, que han de reemplazar por completo a los tradicionales en 2018, no incorporen de manera obligatoria la información de gasto en cada instante: “Hemos pedido que el Ministerio aborte este plan hasta que no tengan lo que necesitamos”.

En el mismo sentido se ha pronunciado Rubén Sánchez, de Facua: “La llegada de los contadores inteligentes sólo va a favor al sector eléctrico. Las eléctricas van a poder ver el consumo en tiempo real, pero el consumidor no. Deberían dar acceso y poder mirarlo desde el móvil y la tablet pero no lo hacen ni está previsto que se haga”.

No sólo los usuarios reprueban el funcionamiento de estos aparatos. Fernando Ferrando, director general de Sostenibilidad de Endesa, reconoció durante el evento sobre ciudades inteligentes que los contadores que se están instalando por orden del Ejecutivo tienen unas especificaciones que “no son las adecuadas, está claro”. “Su fin último es que el consumidor conozca perfectamente cuál es su consumo y se pueda adaptar”, puntualizó. Eso es justo lo que los clientes necesitan.

Foto: Flickr – Radio Saigón