El amor eterno no existe. Duele, pero es así. Además, el amor hacia las empresas es si cabe más fugaz. La alta competencia y los gigantes tecnológicos que buscan clientes en todos los segmentos provocan, como en el caso de PayPal, que ahora encuentre amenazas donde antes no las tenía.

La fidelidad en tiempos de Google es demasiado efímera. Aunque en este caso el problema no es “el buscador”, es Apple. De este modo, según un estudio de 451 Research en los Estados Unidos sobre las soluciones de pago móvil que los consumidores tienen previsto utilizar en las próximas semanas, Apple Pay se encuentra en primera posición con el 45% de preferencia sobre otras soluciones. Eso influye al cumpleañero PayPal que recibe así un mordisco de la manzana.

Concretamente, frente a los resultados obtenidos sobre esta misma cuestión hace apenas unos meses, PayPal fue mencionada un 4% menos de veces, obteniendo ahora el 28% de las respuestas sobre el sistema de pago que utilizarán.

Estos resultados contrastan con dos noticias bastantes positivas para PayPal. En primer lugar están de celebración en España: cumplen 10 años. Desde la compañía, lógicamente, marcan bastantes hitos como referencia en este periodo de tiempo, y lo cierto, siendo certeros con la realidad, es que ha conseguido bastantes cosas en un terreno que estaba por descubrir.

De hecho, como destaca su director general para España y Portugal, Estanis Martín de Nicolás, “PayPal ha sido testigo de primera mano en la evolución del ecommerce en España”. En este sentido ha destacado que en su llegada en 2005 había un gran retraso con respecto a otros mercados y eso, ha añadido, “era un lastre con el cual la compañía tuvo lidiar durante los primeros años”. Y no solo eso, Estanis sitúa a PayPal en una posición privilegiada como observadores de tendencia y, asimismo, como modelo para poder desarrollar otras nuevas.

Por otra parte, durante la celebración de este peculiar cumpleaños, y siguiendo con el amor como contexto -desamor en este caso-, la separación de PayPal y eBay ha sido mucho menos traumática de lo que supone una ruptura. Así, según destaca el director general de PayPal España, “no ha sido quitarse un peso de encima”. No obstante, esta separación le da un necesitado empujón a la compañía puesto que ahora podrá negociar con nuevos clientes para implementar su sistema de pago. Sin decirlo de forma clara, Amazon y Alibaba podrían pasar a su cartera y, de esta forma, exponerse a millones de clientes más en todo el mundo.

¿Qué está cambiando?

Parafraseando al popular programa de radio Qué falló en lo nuestro, parece lógico preguntarse qué ha sucedido para que la percepción cambie de manera tan pronunciada en solo unos meses. Hasta ahora PayPal era reconocido en todo el mundo casi como un estándar de pago electrónico, y muchos asocian eso a la propia marca. Por lo tanto, cabe insistir en la pregunta sobre “qué ha cambiado”.

Además, por si fuera poco, en esta fiesta amorosa de infidelidad se ha sumado Google que, aunque poco, va creciendo también en este terreno. Y no es la única, quizá ese sea el problema. Compañías tradicionales en el sector de pagos, como MasterCard, también sigue apostando por el sistema electrónico invirtiendo cada día más dinero y desarrollando nuevas fórmulas de negocio.

Ante esta situación, en la que además PayPal también experimenta un retroceso en la percepción de satisfacción por parte de los usuarios, hay un aspecto que todavía tiene a su favor: Apple ha llegado fuerte pero tiene que demostrarlo en el tiempo. A su vez, en este intricado barco del amor, cada vez llegan más players y desde sectores más diversos. Empresas financieras, fabricantes tecnológicos, operadores de telefonía… sumado a las distintas tecnologías que también se están introduciendo, provoca que el mercado esté fragmentado y consolidar una marca como única referencia sea muy complicado.

Con todas estas desventuras celebra PayPal su décimo cumpleaños en España. También es cierto que la sombra de Apple es alargada en Estados Unidos, mientras que en España tendrá el margen suficiente para seguir creciendo y volver a posicionarse como una marca de referencia.