Los sueldos de los políticos de Castilla-La Mancha han entrado de lleno en la campaña electoral. El Diario Oficial de esa comunidad autónoma publicó ayer las declaraciones de actividades, bienes y rentas de los candidatos al Parlamento regional. El striptease de los futuros diputados autonómicos deja un dato clave por el agravio comparativo que supone: los privilegios de José Bono como antiguo presidente de la Junta les cuestan a los castellano-manchegos el doble que el sueldo de María Dolores de Cospedal como inquilina del palacio de Fuensalida.

Castilla-La Mancha se juega mucho en los comicios del próximo domingo. La diferencia entre populares y socialistas es mínima. Así lo señalan todos los sondeos. La encuesta que el CIS hizo pública en el arranque de la campaña vaticina un empate entre los dos partidos mayoritarios. Según ese sondeo, los populares ganarían en escaños (14-15 frente a 13), mientras los socialistas vencerían en número de votos (35,1 por ciento frente a 34,9). Es por eso que cualquier asunto político, por pequeño que sea, tiene importancia ante la opinión pública a pocos días de la cita con las urnas.

Como ya ocurrió hace cuatro años, el PP cree haber encontrado un filón en el retiro dorado de José Bono. Como asunto recurrente en campaña, los populares no han dejado de insistir en estos últimos días en que el ex presidente de la Junta debe renunciar a sus privilegios, como hizo su sucesor en el cargo, el también socialista José María Barreda, cuando perdió las elecciones de 2011.

Según el PP, la jubilación dorada del antiguo barón del PSOE cuesta a los castellano-manchegos 160.000 euros al año, 640.000 en una legislatura y 1.600.000 desde que en 2004 dejó de ser el jefe del Ejecutivo autonómico. Si se mantienen las prebendas, Bono podrá disfrutar de ellas hasta mayo de 2024, justo el tiempo que duró su mandato. Si la renuncia del ex ministro no se produce, el retiro dorado habrá costado a las arcas autonómicas un total de tres millones de euros.

¿En qué consisten esos privilegios? Básicamente en mantener abierta una oficina en Toledo, ya que Bono no recibe remuneración económica como tal. El coste de la que, eufemísticamente, se conoce con el nombre de “secretaría de apoyo” se centra fundamentalmente en abonar los sueldos de secretario, escolta de seguridad y conductor, así como los gastos por vehículos y el combustible.

El PP intentó en la última legislatura acabar con esa secretaria de apoyo, sin éxito por no contar con el respaldo de los socialistas, dado que cambiar la ley exigía la aprobación de una mayoría cualificada. En respuesta a una pregunta de SABEMOS, la propia María Dolores de Cospedal admitió que, si vence en los comicios y forma gobierno, volverá a plantear la cuestión, con la esperanza en que, ante el nuevo reparto de fuerzas en la Cámara autonómica, la iniciativa de los populares salga adelante.

Las declaraciones de bienes y renta de los candidatos

Según el PP, el mantenimiento de la oficina de Bono choca frontalmente con el clima de austeridad y transparencia que se vive en la vida política de Castilla-La Mancha. Ayer, sin ir más lejos, el Diario Oficial hizo públicas las declaraciones de actividades, bienes y rentas de los candidatos a las elecciones autonómicas del domingo.

La declaración de Cospedal señala que en 2014 percibió una retribución de 78.134,56 euros como presidenta de la Junta (más 13.371 en calidad de dietas por asistir a los plenos de la Asamblea autonómica); dispone como patrimonio inmobiliario de un local en Albacete y una casa en Toledo; y tiene un saldo medio de 14.704,29 en cuentas bancarias y un vehículo Fiat Punto por valor de 7.500 euros.

Por su parte, el candidato del PSOE, Emiliano García-Page, declaró unos ingresos de 79.558,64 euros, 54.045,32 por su salario como senador y 25.513,32 como indemnización de la Cámara Alta. Tiene la propiedad del 50 por ciento de un piso y dos trasteros en Toledo, así como dos coches (Volkswagen Polo y un Renault Space) En sus cuentas bancarias tiene 126.035 euros, 242.214 en fondos de inversión y un fondo de pensiones valorado en 93.459 euros.