Un puñado de candidatos de capitales de provincia superarán los 70 años de edad a lo largo de la legislatura. El acalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la número uno de Ahora Madrid, Manuela Carmena, son algunos de los ‘abuelos’ de las elecciones del domingo.

Son los ‘abuelos’ de las elecciones. Unos se presentan por primera vez y otros por enésima, pero todos ellos serán septuagenarios -algunos lo son ya- a lo largo de la próxima legislatura. Además de los veteranísimos que llevan gobernando desde la llegada de la democracia, un puñado de candidatos en capitales de provincia destaca por su longevidad, en esta época de regeneración donde la lógica que se impone es la de presentar cabezas de cartel jóvenes y de corta trayectoria política.

El máximo representante de ellos es Francisco de la Torre, alcalde de Málaga desde el año 2000. De la Torre cumplirá 73 años en diciembre y es el cabeza de lista del PP, el valor seguro al que sigue aferrándose el partido de la gaviota para tratar de conservar el poder en una capital que controla desde hace dos décadas.

La popularidad creciente de Carmena hace que las encuestas ya hablen de empate técnico entre ella y Aguirre

A más de 500 kilómetros de allí se encuentra una de las protagonistas de esta campaña electoral. La exjueza del Tribunal Supremo Manuela Carmena, a sus 71 años, se ha prestado a ser la número uno de Ahora Madrid, candidatura instrumental apoyada por Podemos para las municipales de la capital. Carmena está desempeñando una campaña sui generis, dejando a un lado los mítines tradicionales, y algunas encuestas le sitúan ya a la par de su gran rival, Esperanza Aguirre. Por su creciente popularidad y su longevidad, no falta quien ve en ella a la Pepe Múgica de la villa y corte.

En la segunda ciudad más poblada de España se vuelve a presentar el actual alcalde, el convergente Xavier Trias. Las 69 velas que soplará en agosto no son óbice para que Trias pretenda gobernar cuatro años más una Barcelona cuyo consistorio quedará muy dividido tras los comicios, con la entrada de hasta siete partidos políticos. El dirigente nacionalista habrá de aunar más apoyos que la pujante Ada Colau si quiere conservar el bastón de mando.

Un año antes que el primer edil barcelonés nació Francisco Javier León de la Riva. El alcalde de Valladolid concurre a las elecciones por séptima vez consecutiva. En las otras seis fue el candidato más votado, obteniendo victorias cada vez más amplias desde 1991. Ahora, las encuestas le sitúan al borde de revalidar la mayoría absoluta en la capital de Castilla y León, donde lidera la lista del PP pese al juicio por desobediencia que tuvo que afrontar unos días antes de comenzar la campaña.

Caballero y Hurtado vuelven a presentarse en Vigo y Granada

De la quinta de 1946 son otros dos veteranos regidores que aspiran a la reelección: Abel Caballero (Vigo) y José Torres Hurtado (Granada). El primero, exministro socialista con Felipe González, busca su tercer mandato en la ciudad más poblada de Galicia, donde en 2011 se convirtió en uno de los pocos activos municipales del PSOE que resistía el barrido en las urnas del PP. El segundo, aspira a una cuarta legislatura en la ciudad andaluza, donde los sondeos le sitúan a dos concejales de la mayoría absoluta.

Dieciséis años en el poder lleva el alcalde de Lugo, el socialista José Clemente López Orozco. Ahora, cercano a cumplir 68 años, lidera la lista del PSdeG-PSOE por quinta ocasión para tratar de evitar una mayoría absoluta del PP, única opción de relevo posible, pues el BNG ha venido entendiéndose con López Orozco cuando sus concejales no le alcanzaban para gobernar, bien pactando ejecutivos de coalición o bien permitiéndole una gestión en minoría.

La candidatura apoyada por Podemos aspira a desbancar a Teófila Martínez del poder en Cádiz

Dos símbolos clásicos del poder municipal del PP que rebasarían los 70 años en la próxima legislatura ven peligrar gravemente sus alcaldías. Se trata de la valenciana Rita Barberá y de la gaditana de adopción Teófila Martínez. Ambas nacieron en 1948 y ambas están al borde del abismo político. Barberá solo podría conservar el poder si logra la abstención de Ciudadanos y más concejalías que la suma de los partidos de izquierda -PSOE, Podemos, Compromís e IU si finalmente entra en el ayuntamiento-, dispuestos a pactar para provocar el relevo. Martínez, que en su momento fue la alcaldesa más votada de España, tiene como principal rival a José María González ‘Kichi’, candidato del partido respaldado por Podemos. La izquierda aspira a controlar el consistorio de la ‘Tacita de Plata’ veinte años después de la primera victoria de la actual regidora.

Todos ellos luchan contra corriente, en tiempos donde cotizan las caras nuevas y lozanas frente a los políticos tradicionales. El mejor modo de competir en ese ambiente lo dejó marcado Ronald Reagan en la campaña presidencial estadounidense de 1984. En medio de un debate televisivo frente al candidato demócrata, Walter Mondale, Reagan contestó a las críticas a cuenta de su longevidad con una frase lapidaria que ya es historia de la comunicación política: “No voy a hacer de mi edad un tema de campaña ni tampoco voy a explotar la juventud e inexperiencia de mi adversario”.