Pese a que las redes sociales son el nuevo campo de batalla político, en especial durante las elecciones, pocos partidos innovan y adaptan su forma de actuar a los nuevos escenarios abiertos en internet.

Ellos mismos lo reconocen: los partidos se dedican a replicar en la red lo mismo que están contando en los mítines.

“Lo único que hemos hecho en internet es hacer lo mismo que se hace en la calle. Antes pegábamos carteles en las paredes, ahora llenamos los muros de Facebook con carteles”, ha afirmado durante un debate con representantes de los equipos digitales de varios partidos el coordinador de Gobierno Abierto del PSOE, César Ramos, quien aboga por que estas organizaciones pongan en marcha una nueva forma de hacer política en la red.

En la mesa redonda organizada en el Ateneo de Madrid ha faltado por un problema de última hora una voz de Podemos, una de las formaciones más activas y atrevidas en las redes sociales.

Los nuevos partidos dicen que son hijos de internet, mientras que los viejos aseguran que se han adaptado perfectamente

En cuanto a los que sí han estado, las posiciones estaban claras. Iñigo Ybarra, de UPyD, y Ricardo Megías, de Ciudadanos, han reivindicado a sus partidos como los hijos de internet y de las redes sociales. Mientras, Isabel Díaz, del PP; César Ramos, del PSOE; y Clara Alonso, de IU, han subrayado que sus organizaciones se han adaptado perfectamente a las redes. Eso sí, todos han recurrido a mensajes que se escuchan sin cesar en los actos políticos convencionales.

Toda nuestra campaña digital está centrada en la respuesta al ciudadano, de una manera absolutamente humilde”, ha asegurado Isabel Díaz, una frase que recuerda a las que utiliza cualquier diputado que se precie cuando se acercan las elecciones y ha de mostrar que los votantes le preocupan.

En la misma línea, otros (o)ponentes como Clara Alonso, Ricardo Megías e Iñigo Ybarra, de IU, Ciudadanos y UPyD, han resaltado la importancia del diálogo. Algo que llevan subrayando los gurús de internet desde hace una década.

Pese a que reconocen que internet ha cambiado la política, los partidos todavía parecen organizaciones antiguas

Todo ello aderezado con frases como “internet lo está cambiando todo”, que suena a facultad de periodismo en el año 2007, y referencias a superestructuras de partido, a programas políticos y a “hacer que el mensaje llegue”, todo ello bastante rancio y antediluviano.

Por lo menos, han surgido algunas ideas que cuadran más con el siglo XXI, como la cocreación de documentos políticos con los votantes, el humor y la informalidad como arma política, la transparencia como divisa, los candidatos que se involucran personalmente en las redes y la pérdida del discurso corporativo en favor de una voz más humana. Buenas ideas que, aunque sin demasiados ejemplos en la práctica actual de los partidos, marcan el camino a seguir para unas organizaciones anquilosadas e incapaces de representar a una España cada vez más digital y más inteligente.

Foto: Flickr – Jeff Turner