Tras ver cómo se gestiona y organiza la televisión generalista en Estados Unidos, ahora es turno de conocer cuáles serán los novedades que llegarán próximamente.

En los últimos años las cadenas, conscientes de su progresiva pérdida de influencia y dinero, han pasado a ser más tolerantes con sus estrenos. Eso no quiere decir que no cancelen sino que lo hacen menos para no tener que buscar sustitutos: al fin y al cabo, poner algo en marcha cuesta más dinero que mantener un par de meses algo que no acaba de tirar. Más aún, aferrarse a una serie con un público ya estable suele ser preferible a hacer pruebas. No es extraño que webs especializadas como Deadline o las publicaciones más antiguas centradas en el mundo del espectáculo como The Hollywood Reporter y Variety, estén avisando de los cambios que vienen. Especialmente esta última, que este año ha aprovechado los upfronts para dedicarle un artículo a los cambios que quieren los anunciantes y otro a la posibilidad de que el reinado de la televisión generalista esté tocando a su fin. Algo que ha servido para que Jimmy Kimmel hiciera unas bromas en su presentación de las novedades de la cadena ABC pero que explica también lo que nos hemos podido encontrar este año en las cinco cadenas.

NBC

La que más cambia su cara para el año que viene es la NBC. Inmersa en su crisis de contenidos habitual pero aprovechando aún la potencia en audiencia del deporte y el menguante pero aún rentable éxito de La Voz, este año ha cancelado más de la mitad de su ficción en emisión. De todas las novedades de 2014 solo ha aguantado Los Misterios de Laura (esa adaptación que en nada se parece a la española) y parece que más por la honrilla de no tirar a la basura todo lo nuevo que por unos buenos resultados inexistentes. Incluso el éxito de su serie estrella del año anterior, The Blacklist, parece temblar lejos de La Voz y enfrentado al Shondaverso.
 

Renuevan Ley y Orden: Unidad de Víctimas especiales, que gana así su temporada 17, y también dos series más de Dick Wolf, Chicago Fire y Chicago PD. Junto con Grimm, que aguanta los viernes sin mucho ruido, son las únicas series renovadas. Bueno, más o menos. También han aceptado una comedia, Undateable, para hacer la prueba de una serie emitida durante todo el año en directo. Sí, en serio. Porque su jefe, Robert Greenblatt, parece decidido a no irse hasta terminar de hundir la cadena o convertirla en su campo de juegos particular, lo que ocurra primero. De ahí que entre las novedades para el año próximo estén el programa de variedades Best time ever que tirará del encanto de Neil Patrick Harris para no durar un máximo de tres programas, la emisión en directo de un nuevo musical –The Wiz en este caso- o una serie de telefilmes sobre la vida de Dolly Parton. Mirad en el enlace si no me creéis.
 
No es lo único que tienen, también han hecho una selección de novedades que parece regurgitares de otras ideas. Tienen a una chica tatuada de turbio pasado pegando golpes en Blindspot, una loca mezcla de El coche fantástico y Person of interest con Wesley Snipes en The Player; una serie de médicos, Hearthbreaker, que no solo están anunciando como una réplica de Anatomía de Grey, sino que además la van a programar el mismo día; y el próximo Chicago Loquetoque de Dick Wolf, Después de Chicago Fire y Chicago PD, que se llamará Chicago Medical.
  
Y si creías que no podían ser más NBC resulta que han decidido traer de vuelta Heroes, una serie que solo funcionó en audiencia durante su primera temporada –el año pasado la cadena logró ser los primeros en años en tener que cancelar por su mala audiencia una serie basada en un cómic de un universo superheróico como Constantine– Heroes Reborn no es lo único en el capítulo de regresos. También hay una nueva temporada para Coach con Craig T. Nelson de regreso. Aunque será más tarde porque sólo van a estrenar una comedia este otoño, People are talking, una cuyo trailer ya ha logrado las críticas de medios y espectadores. Si añadimos que su apuesta para media temporada es un batiburrillo de comedias que suenan a ya estrenadas en otros canales y, sobre todo, un policíaco sexy protagonizado por Jennifer López y que lleva por título -una vez más, juro que no me lo invento- Shades of Blue podemos aceptar que la NBC puede tratar de ser muchas cosas pero no puede dejar de ser la NBC.

CBS

En el extremo contrario de conservación de series se encuentra la CBS, primera por audiencia global aunque sea sobre todo de gente mayor y, por tanto, menos interesante para los anunciantes. Casi todas las (pocas) canceladas eran novedades de este año o el pasado con una notable excepción: CSI se va a ir de la parrilla. Pero no por la puerta de atrás sino con un telefilme especial de dos horas en el que esperan que colaboren algunos de los actores que han pasado por la veteranísima serie. Tan llena tienen la casa que poco estrenan el año próximo.
 
Lo más importante posiblemente sea Supergirl, la primera serie de supes para el canal que era el único que no se había unido a este ola de adaptaciones desde los tebeos y la única serie producida fuera de CBS de las que se estrenarán en septiembre. Aunque no llegará hasta noviembre, al igual que Angel from Hell, la nueva comedia de Jane Lynch tras el final de Glee! A estas series se unen otra comedia familiar más, Life in pieces, además de una de médicos, Code Black, y una basada en la película homónima con Bradley Cooper sobre un tipo que resuelve crímenes gracias a que toma una peligrosa droga, Limitless. A todo esto hay que unir dos añadidos tirando a aburridos para la mitad de la temporada, un spin-off de Mentes Criminales y una adaptación a serie de Hora Punta. Por lo demás la CBS seguirá con sus NCIS, Mentes Criminales, The Big Bang Theory o Hawaii Cinco-Cero. Siguen siendo un canal estable y poco dado a las apuestas arriesgadas.

ABC

El último de los grandes es también un ejemplo de estabilidad. Gracias a que las series creadas o supervisadas por Shonda Rhimes funcionan como un tiro, desde la veterana Anatomía de Grey a la recién llegada How to get away with murder, han logrado una cierta tranquilidad. Bien es cierto que otras apuestas no han ido tan bien, buena parte de las novedades en comedia han ido a la trituradora y una de las series policiacas, Forever, ha durado algo menos de lo que su título hacía pensar. Pero no han dudado en darle una nueva oportunidad a series que la crítica ha alabado aunque el público haya pasado de ellas como American Crime o Galavant, e incluso la Agente Carter, una de las mejores series estrenadas este 2015, vivirá para ver una nueva temporada gracias a que su condición como relleno mientras Agentes de SHIELD se toma un descanso no ha sido ocupado por ese spin-off de los espías de la Marvel que parecen estar peinando. 
 
Pocas son las novedades para septiembre. La más importante, al menos para quien esto escribe, es la llegada de una nueva serie de Los Muppets. Convertida ahora en una parodia de las comedias de falso documental y ambientado en un talkshow conducido por la única Miss Peggy. La cadena seguirá, eso sí, apostando por la diversidad racial que tan buenos resultados les ha estado dando últimamente, con la comedia biográfica de Ken Jeong Dr. Ken, a los que unir el policíaco Quantico -por el FBI, no por la física-, el bíblico Of kings and prophets y el culebrón a la tejana Oil. Lo que pasa es que tienen de reserva para media temporada y más allá una buena cantidad de recambios, repuestos y series con difícil acomodo ante todo lo que ya está funcionando. Como Wicked City, una antología criminal similar a American Crime en idea pero ambientada en Los Ángeles. O como el respuesto de Shonda para cuando How to get away with murded se haya terminado, The Catch. A eso se une un thriller de misterio y política llamado The Family que venden como la sorpresa de la tempoarada pero como para fiarse de ellos. Y un par de comedias familiares, Uncle Buck, adapatando la película y ahora con raza nueva, y The Real O’Neals

FOX

Es curioso cómo funciona esto de las cadenas. Tras un pequeño lapso en el que la crítica aplaudía las incorporaciones estilo NBC que estaban haciendo con series como The Mindy Project o Brooklyn Nine-Nine la falta de resultados llevó a darle la patada al jefe y traer a unos nuevos que el año pasado se dedicaron a cancelar a todo lo que olía a la época anterior. El éxito de Empire les ha dado, además, un balón de oxígeno. Pero eso no ha quitado que cancelaran Mindy por aquello de ser de un estudio diferente, da igual lo que la Sindicación requiriera, ya estará HULU o quien sea al quite.
 
Por lo demás, las novedades que trajeron el año pasado han sido un desastre. Solo Gotham -pese a su progresivo deshinche en los números- y Last man on Earth han podido aguantar para una temporada más. La parte buena es que la anunciada temporada final de Glee y el remate a The Following, han permitido disimular quitándose algunas series antiguas también y así los nuevos jefes quedan menos como inútiles. Al menos hasta que uno echa un ojo al tratamiendo de sus éxitos, estirando y separando en dos partes Empire sin importarles que probablemente se la carguen en el proceso como le pasó hace tantos años a Glee. Además de viendo las novedades que han preparado. y que van de comedias con actores conocidos como Rob Lowe (The Grinder) o John Stamos (Gradnfathered) a adaptaciones como Minority Report y, por supuesto, policiácos. De partida tendremos a un patólogo privado en Rosewood, pero para mitad de temporada se nos unirá el mismísimo Lucifer en una adaptación del cómic de Peter Carey salido de The Sandman que no tiene nada que ver con ninguno de los dos, o The Frankenstein Code, de la que casi no sé ni qué decir. Por supuesto cuentan con que la llegada de una nueva temporada de Expediente X a media temporada les de su buena audiencia. Y se unen a las antologías dándole una a Ryan Murphy que tras American Horror Story nos trae algo más humorístico, Scream Queens.

The CW

Pletórica ante los diferentes grados de éxito conseguidos este año gracias a Flash, que se ha convertido en todo un éxito de audiencia, a Jane the Virgin que es un éxito de crítica y ha logrado el primer Globo de Oro para el canal y un buen montón de artículos elogiosos y a iZombiede la que ya os hemos hablado, y que está intentando hacer algo tan complicado como unir a Verónica Mars y Buffy en una historia de zombies, la renovación de la práctica totalidad de su parrilla dejaba poco lugar para jugar, solo la expansión al verano ha abierto una pequeña brecha en la que entrarán una tercera serie de superhéroes que se unirá a Flash y Arrow, con Firestorm, Atom, Rip Hunter (interpretado por Arthull Darvill, el Rory de Dr Who), Canario Negro y Hawkgirl, que llevará por nombre Legends of Tomorrow, y dos producciones más, una historia postapocalíptica, Containment, adaptada de la serie belga Cordon, y una comedia producida por la CBS, Crazy Ex-Girlfriend, que parece haber sido elegida más por la productora que por las ganas de la cadena.
 
Termina así un par de semanas de noticias y sobresaltos para reiniciarse en cuanto llegue el próximo mes y haya que empezar a pensar de nuevo en la próxima temporada, las próximas novedades y las siguientes cancelaciones. Al menos mientras las generalistas sigan existiendo, que yo sospecho que será aún unos cuantos años.