El grupo granadino visita Madrid este viernes 15 de mayo en su mini-gira de presentación del EP Dobles Fatigas, su primer material nuevo en cinco años. Cuatro temas en los que hacen un guiño a su etapa clásica y refuerzan su interés por el flamenco.

Pocas reapariciones pueden levantar tanta expectación en la escena independiente nacional como material nuevo de Los Planetas y nuevas fechas en directo. Ambas han llegado en pequeñas dosis, con el EP de cuatro temas Dobles Fatigas y una mini-gira de presentación, pero lo suficiente para que el grupo granadino vuelva a estar de actualidad. Que las entradas para estos conciertos (segunda cita este viernes 15 de mayo en Madrid) se acabaran a las pocas fechas y la reventa (o la más original súplica de tickets por Twitter y foros) esté funcionando es buena prueba de ello. Para los menos afortunados, el FIB, donde son cabeza de cartel, será la reválida.

Esa imagen de superhéroes del pop independiente es lo que parece caricaturizar la portada de su nuevo trabajo, obra del dibujante de DC comics, Al Barrionuevo. Primera entrega en cinco años que, tras la ruptura con Sony, llega de la mano del sello El Segell del Primavera. Tiempo en el que se les ha visto enfrascados en proyectos paralelos tras ‘Una Ópera egipcia’ (2010). En aquel disco se reafirmaron en su giro hacia la fusión flamenca tan impactante para una audiencia que, hasta el cada vez más valorado ‘La Leyenda del Espacio’ (2007), esperaba en cada obra un buen puñado de himnos generacionales.

Durante este lustro, y quizá malentendiendo algunos shows recordando discos como ‘Super 8’ (1994) o ‘Una Semana en el Motor de un Autobús’ (1998), se podía pensar en un posible regreso a su línea más clásica. Algo que, si bien podía ilusionar a un buen puñado de amigos de los ‘conciertos karaoke’ de sus primeros temas, dejaba fríos a los que, ante una fórmula exprimida, ven en su fijación por el ‘cante jondo’ una fuente de obras destacables.

La buena noticia, para unos y para otros, es que con las cuatro canciones de Dobles Fatigas en poco más de 16 minutos levantan esperanzadoras expectativas sobre un posible futuro LP. Hay algo de sus clásicos ‘hits’ en ‘El Duendecillo Verde’ y de la atmósfera ‘Toxicosmos’ en ‘Motores de combustión’. Pero también retales de flamenco añejo en la acertada ‘Estadística’. Para concluir, otra (arriesgadísima) versión de una bulería que popularizó uno de los más geniales cantaores jerezanos, Juan Moneo ‘El Torta’. Desde un punto de vista psicodélico, la ya de por sí estremecedora ‘Heroína’ se resuelve de forma digna, con regusto a cariñoso homenaje al fallecido artista.

Todo ello, sumado al generoso set-list desarrollado en la apertura de esta gira el pasado sábado en Granada, puede aspirar a reafirmar la comunión con sus incondicionales y devolver la fe a los que no pueden evitar acoger con escepticismo las nuevas andadas de los andaluces. Llegados a este punto poner a todos de acuerdo es un reto mayúsculo, casi para superhéroes.