El candidato de UPyD a la Alcaldía de Madrid mantiene la ilusión frente a las encuestas e insiste en desmentir, con datos en la mano, que el PP haya sido en Madrid un buen gestor de lo público.

Antes del comienzo oficial de la campaña electoral, el candidato a alcalde de Madrid de UPyD, David Ortega, llevaba ya a sus espaldas más de 30 entrevistas y una docena de debates. “Eso, y ganar las primarias”, precisa. No se le nota. Derrocha energía denunciando a la administración municipal saliente y, aunque es lo bastante inteligente como para entender que sus posibilidades para las elecciones municipales están dramáticamente mermadas, habla con la convicción de quien se ve como uno de esos boxeadores machacados contra la esquina se revuelven y, con todo en contra, sorprenden a todo el mundo. Una convicción que parte de un hecho irrebatible: han hecho una gran oposición en el Ayuntamiento y en la Asamblea.

Pregunta: ¿Cuál es el modelo de ciudad que queréis para Madrid?

Respuesta: Una ciudad medida, proporcionada y humana, que piense en la vida de las personas. El Madrid de los últimos años ha sido desmedido. Se ha confundido lo faraónico con lo esencial: que las calles estén limpias, que no haya baches, que nuestros mayores tengan ayudas, que haya zonas verdes, que se pueda hacer deporte. Cosas que hagan felices a las personas. El Partido Popular ha invertido, o bien en proyectos externos como los Juegos Olímpicos o Eurovegas, o bien en cosas desmedidas que han aportado poco. Hemos visto el Mutua Madrileña Open en la Caja Mágica. Esta instalación se utiliza tres semanas al año y costó 290 millones de euros. Es una barbaridad, especialmente si pensamos que ni Centro ni Chamartín tienen instalaciones deportivas.

¿6.500 millones de euros en las tres candidaturas para los Juegos Olímpicos? ¡Qué barbaridad!

También tenemos cinco centros de día para mayores con problemas cognitivos que están cerrados porque no tenemos dinero para dotarlos. La ciudad está sucia y las personas mayores o con alguna discapacidad te dicen que se caen por las calles. ¿En qué han tirado el dinero? Está bien invertir, pero ¿6.500 millones de euros en las tres candidaturas para los Juegos Olímpicos? ¡Qué barbaridad! ¿500 millones de euros en el Palacio de Cibeles? Está claro que el problema de Madrid es de gestión.

¿Cuál es mi ilusión? Poder gestionar mejor para que los madrileños puedan disfrutar más de la vida. ¿En qué más se ha tirado el dinero? En sentencias condenatorias, por ejemplo. Sólo en el área de Hacienda, se han gastado 100 millones de euros al año desde el año 2011. Los tribunales condenan al Ayuntamiento por mala gestión sólo en el área de Hacienda. Justiprecios, expropiaciones que se hacen mal, intereses de demora… Sé que la gestión es árida, pero es clave. Por ejemplo, en los tribunales el Ayuntamiento de Madrid siempre recurre y siempre llega hasta el final. Y si pierden, pagan los madrileños. Fíjate en las sentencias condenatorias en materia de urbanismo, como la última del desarrollo del Calderón, el desarrollo del sudeste, todos los problemas con Valdebebas…

O el Bernabéu…

Los únicos que votamos en contra de la operación del Bernabéu fuimos nosotros. Hubo un tuit del Defensor del Pueblo europeo en el que destacó la labor de UPyD en Madrid. Los madrileños perdían 10 millones de euros. Había tres metros cuadrados alrededor del estadio que casi ni se valoraban, y para Florentino Pérez eran claves.

Habéis hecho una labor de oposición muy digna, muy agresiva…

Hemos hecho oposición, y eso implica controlar, velar por el interés general y decirle al gobernante lo que está mal hecho. Cuando entramos, todo el mundo vivía muy bien, con coches oficiales para todo el mundo, con tarjetas VIP para el Club de Campo para todo el mundo… Mientras, el Ayuntamiento se convertía en la capital del continente europeo más endeudada. Hemos sido valientes y honestos. De UPyD lo que más destaca el sentido del deber. Aunque esto nos ha creado enemigos, nos ha generado una vida incómoda…

Nos enfrentábamos al poder en estado puro, a 24 años de Gobierno en mayoría absoluta. Lo controlan todo

Nos enfrentábamos al poder en estado puro, a 24 años de Gobierno en mayoría absoluta. Lo controlan todo. Es SU Ayuntamiento. Por más que intentes controlar, a la semana todo se ha olvidado y no ha pasado nada. Los madrileños nos pidieron que fuésemos buena oposición y lo hemos sido.

No parece que haya ese mismo sentido del deber hacia la propia UPyD con el trasvase brutal de cuadros que estamos viendo hacia Ciudadanos.

Tienes que afrontar la vida tal y como viene y hacer lo que debes hacer. UPyD Madrid tiene un grupo honrado y preparado. Aquí sólo tenemos un cargo público, Alberto Reyero, que se haya ido a Ciudadanos. Y de los 42 vocales vecinos creo que hay uno más. Dos cargos públicos de 54. En Madrid hemos tenido un equipo muy compacto y no hemos tenido ningún problema. Y hemos conseguido cambiar tanto el Ayuntamiento como la Asamblea de Madrid. Podemos y Ciudadanos no estaban y el resto no querían hacerlo.

Parece que todo vaya por modas. Que fuera de Esperanza Aguirre nada es eterno…

Estamos viviendo un tiempo político fulgurante. Todo es devorado por lo siguiente muy deprisa. Yo vengo de la Universidad y me gustan el análisis y la reflexión. ¿Cuál es la hoja de ruta de la política española? Es un tiempo apasionante y abierto, pero hay que tener un camino preparado a largo plazo. UPyD tiene el diagnóstico más claro de los grandes diagnósticos de España. ¿Hemos cometido errores? Sí. Pero nuestro proyecto es sensato, prudente y válido.

¿No hubiese más razonable absorber a Ciudadanos cuando aún se podía? Sois como un Google que no llegase a comprar Youtube o un Facebook que no hubiese comprado Whatsapp… Ahora sois más un Nokia que un Apple.

Cuando las cosas ya han pasado todo se ve más claro. Ahora parecen tiempos mejores para Ciudadanos, pero la vida da muchas vueltas y suceden cosas insospechadas. Podría habernos ido muy bien con ellos. O no. Pero ya no lo vamos a saber nunca. Ahora toca defender el trabajo realizado. Lo que es cierto es que hay mucho marketing y muchos fuegos artificiales. Nosotros somos un equipo de gente honrada y preparada y eso es lo mejor que se puede tener. Contamos con arquitectos, consultores, ingenieros, abogados, y todos nosotros conocemos bien Madrid. Es difícil superar eso.

No es por descartar una vuelta de tuerca, pero ¿se puede hacer con Rosa Díaz al mando? La gente no ve ese trabajo del que me hablas, la gente sólo ve al personaje.

Es un personaje complejo de analizar, y habrá que hacerlo con justicia en su momento. Es mujer de grandes virtudes aunque quizá en el último año ha cometido errores. Creo que durante la novena legislatura fue la diputada más válida del Congreso y eso la Historia se lo reconocerá. Puso ella sola contra las puertas al PP y al PSOE. Creó un partido que ha cambiado muchas cosas.

Es una pena que UPyD, que tiene muchos cuadros, no los haya promocionado más. Aquí hay miles de personas que han trabajado con mucha ilusión y que se han enfrentado a los grandes de este país. En Bankia nadie se había atrevido a tanto, y al final eso ha levantado ampollas en gente muy poderosa. ¿Y para qué? Para defender a los más débiles. En el caso de los preferentistas madrileños, hablamos de que, presuntamente, se han robado 2.000 millones a 60.000 personas. Es una pasada, y los únicos que hemos dado la talla somos nosotros y sí, me siento orgulloso de ello. ¿Se va a valorar? No lo veo.

Tenemos que conseguir que nuestra gente, tan válida, no se vaya

En Asturias, Ignacio Prendes hizo un buen trabajo y también está en Ciudadanos. No es ningún impresentable o nadie que no haya luchado por la formación.

Como David Ortega, creo que Nacho Prendes ha hecho una labor estupenda, y lo defiendo a nivel personal. Los estatutos de UPyD son Nacho Prendes. En el primer Congreso los cuatro ponentes fuimos él, Carlos Martínez Gorriarán, Álvaro Anchuelo y yo. Mi criterio es que hay que integrar y pulir diferencias. En junio tenemos un congreso importante, y aprovechar nuestras fortalezas: el proyecto y el equipo. ¿Qué tenemos que hacer? Conseguir que nuestra gente, tan válida, no se vaya.

La deuda de la M30 todavía estamos empezando a pagarla, pero los túneles y Madrid Río sí han contribuido al bienestar y que Madrid sea más vivible. ¿No todo lo faraónico es malo?

Una cosa es que un proyecto tenga sentido y otra es cómo se ejecuta. Puedes compartir el qué, pero no el cómo. No entendemos que no se aceptasen ayudas del Estado, aunque sí las hubiera europeas, y no entendemos, sobre todo, los sobrecostes. De 1.700 millones de euros se pasó a 4.500 millones. No ha habido una obra en la Historia de España con estos sobrecostes. Y de esto sí nos quejamos. Algún día habrá que hacer una auditoría sobre cómo se hizo o los miles de millones de euros que se han perdido por el mantenimiento. ¿Es un éxito Madrid Río? Sí, es una buena idea y hay que reconocerle. ¿Pero a cualquier precio? No. Hubo puntos muy oscuros en toda la gestión.

El PP siempre ha tenido una estrategia política que le ha funcionado bien: tener un gran proyecto y terminarlo antes de las elecciones. En su día fueron el soterramiento y Madrid Río, y ahora el plan era Madrid 2020 o Eurovegas. Pero, a cambio, han abandonado la vida cercana del ciudadano.

Ahora no tienen un gran proyecto. ¿Perderán ahora?

Nuestro objetivo es demostrar que el PP es un pésimo gestor de lo público. Con ese partido los madrileños viven peor. El Ayuntamiento ha vivido un clientelismo terrible durante los últimos años. Eso se vio también en el Madrid Arena, que también parece que se haya olvidado. El problema no fue mala suerte, es que todo estaba mal hecho. La estructura no estaba bien hecha, los altos cargos de la Policía Municipal no planificaron bien y no tuvieron en cuenta el botellón, las empresas contratadas no cumplieron su función, hubo reventa, se triplicó el aforo, la seguridad no funcionó, la enfermería no tenía ni agua, el médico encargado era un antiguo concejal del PP al que ayudaba su hijo, que no podía estar ahí… ¿Y qué hizo el PP en la comisión de investigación? Vetar a todos los funcionarios públicos. Hicimos una lista de más de 60 funcionarios que queríamos que comparecieran y el PP lo impidió. Si hubieran hablado, los madrileños se hubieran quedado muy sorprendidos. Había un informe de Urbanismo que hablaba de 18 deficiencias del Madrid Arena, de seguridad y contra incendios. Lo triste es que todo se olvida.

Y nos quedamos con mensajes cortos y simples que se comen lo anterior.

Ortega y Gasset ya decía que teníamos un problema de sobreinformación (“dominar la acumulación del saber”). A mí lo que me interesa son los problemas de fondo, que es lo que nadie ve. Es lo que hemos hecho nosotros mientras otros se dedicaban a los fuegos artificiales.

Pero los fuegos artificiales están funcionando mejor.

El gran problema de España es la Administración y cómo están organizados el Estado y las Comunidades Autónomas

Vivimos en una época, la de la Sociedad de la Información, en la que faltan solidez y análisis. El gran problema de España es la Administración General del Estado y cómo están organizados el Estado y las Comunidades Autónomas. Se nos han llevado en letras del Tesoro el 25% del PIB. Y ya nadie habla del rescate de las Cajas de Ahorro, el 10% del PIB. La única diputada que votó para despolitizarlas fue Rosa Díaz. Hay interés en que UPyD desaparezca porque molesta mucho. Que se lo pregunten a los de Bankia. Pero es justo en estos tiempos cuando se necesita gente honrada y preparada.

Pero incluso Woody Allen sabe que para vender entradas tienes que poner a estrellas a hacer la película…

Somos malos vendedores de películas. En el Consejo de Dirección yo lo he dicho: hemos hecho lo más difícil, crear un coche buenísimo, pero no hemos sabido venderlo. Otros han creado carteles fantásticos para un coche que no sabemos si anda y la gente lo ha comprado.

¿Vale cualquier pacto para sacar al PP del poder?

Exigiremos luchar contra la corrupción y tener gente preparada en el Ayuntamiento de Madrid. Hay que cambiar la organización, la gestión de la deuda, aliviar fiscalmente a los madrileños, que viven asfixiados por el IBI.

Nuestro sueño es sacar a seis o siete concejales y que sean la clave para cambiar el Gobierno de esta ciudad. Es a lo que aspira todo político. En Madrid hay mucha necesidad, mucho sufrimiento, y en el Ayuntamiento hay dinero. El problema es que está mal gestionado.

Con lo fragmentado que ha quedado el arco político podría bastar un concejal…

Nacho Prendes mandaba así en Asturias. Él tomaba las decisiones, con Foro y PP en un lado y PSOE e IU por el otro. Si en Madrid se diera un bloque PSOE-IU-Podemos contra otro PP-Ciudadanos, quizá con muy poco se podría marcar la diferencia.

Sobre la ubicación del Ayuntamiento, ¿cuál es vuestra propuesta?

El Palacio de Cibeles tiene espacio para que Ayuntamiento y Asamblea desarrollen allí sus plenos. En la Asamblea de Vallecas podrías reubicar muchas consejerías que hoy están de alquiler y ahorrar mucho. El Ayuntamiento de Madrid tiene, en edificios municipales vacíos, cuatro estadios Santiago Bernabeu.

¿Y cómo mejorar la situación del turismo?

Hay que despolitizar Ifema. Tiene que dejar de ser el cementerio de elefantes del PP

La clave está en el turismo de calidad, que se basa en nuestro potencial turístico cultural. Pictóricamente Madrid es única en el mundo. Además, es una de las ciudades del mundo con más patrimonio a su alrededor y eso es importantísimo para cosas como el turismo de compras. También hay que despolitizar Ifema, que tiene que dejar de ser el cementerio de elefantes del PP y dotarlo de una gestión profesional. Además, hay que recuperar con sensatez la noche madrileña, que fue famosa en toda Europa. Eso, y coordinar la promoción turística entre Estado, Comunidad Autónoma o Ayuntamiento. Pero nada de eso sirve si no te aseguras de que la ciudad esté limpia.

Barcelona sí que ha sido capaz de atraer start-ups internacionales. En parte debido al hecho de tener playa, pero también por unas políticas muy orientadas a conseguir este objetivo. ¿Cómo se puede lograr en Madrid?

Hemos vivido durante años un gobierno que languidecía. Tenemos grandes polígonos industriales pero abandonados, o donde se ha llevado la prostitución. Nuestra intención es revitalizar lo que llamamos Distrito 22, el de los polígonos industriales, donde hay una gran capacidad de crear empleo. Pero asfaltado, bien señalizado, promocionado y protegido por la Policía. Los proyectos tecnológicos de Madrid han sido un fracaso: el parque científico-tecnológico de Las Tablas, la Catedral Online, la Nave Boetticher. Eso es todo desidia y fracaso.  

Termina la entrevista. David Ortega abandona la redacción de SABEMOS sin dejar de hablar de ilusión, honestidad y preparación. Puede que su partido no consiga ni un concejal en las próximas elecciones. Al menos es lo que dice la encuesta del CIS, que sólo les da un magro 2,5%. Pero cuando hablas con él, nadie lo diría. Es lo que pasa cuando alguien se ha ganado el privilegio de dormir bien por las noches e ir por la vida con la cabeza muy alta.