Cuando compramos un móvil, pulsera o reloj inteligentes, éstos ya vienen totalmente formados, con un diseño cerrado. Pues bien, desde hace algún tiempo se están desarrollando dispositivos modulares que nos permitirían configurar nuestro smartphone, smartwatch o pulsera según nuestras preferencias.

Los dispositivos modulares son aquellos que se completan mediante la integración de diferentes módulos que atienden a distintas funciones. Esta tecnología, que tantas posibilidades ofrece se encuentra en constante desarrollo y ya ha conseguido sacar al mercado diversos productos que prueban la utilidad de poder escoger que módulos conforman nuestro móvil, pulsera, smartwatch o tablet.

Esos dispositivos que ahora lideran las ventas, como bien podrían ser los smartphones y las tabletas, cuentan con versiones modulares que quien sabe si en un futuro podrían reemplazarles. Ante los terminales que no permiten ningún tipo de cambio, ni siquiera de batería ahora que los diseños unibody están a la orden del día, aparecen estos productos formados por módulos que nos permiten fabricar a nuestro gusto y necesidad gadgets que se han vuelto imprescindibles en nuestras vidas.

Con esta oferta sobre la mesa imposible no hacerse a la idea de un futuro donde poder contar con smartphones con doble batería, una pulsera a la que incluirle una salida de audio para poder conectar unos auriculares o una tablet cuya memoria pueda adaptarse a nuestras necesidades.

Proyectos modulares

El Project Ara de Google es uno de los más importantes en cuanto a tecnología modular aplicada a los smartphones. Este proyecto lleva en marcha desde 2013, aunque desde algún tiempo antes Google ya contaba con algunas patentes relacionadas con los teléfonos móviles modulares de Modu.

En este 2015 se han conocido los últimos avances que han contribuido a tener una versión casi definitiva del teléfono modular de Google. Además de desarrollarse nuevos módulos, también se ha mejorado el aspecto de estos, pues podremos personalizar cada módulo con la imagen que más nos guste. Esto añadido a la posibilidad de decidir las características que incluirá el smartphone (si contará con cámara, doble batería o con una pantalla 720p) nos deja mayor libertad para tener verdaderamente el teléfono que queremos con las prestaciones que necesitamos.

El cambio de un módulo no implica tener que apagar el smartphone, algo verdaderamente práctico, pues ni siquiera en caso de estar cambiando la batería habría que desconectarlo, ya que el teléfono es capaz de aguantar 30 segundos de forma autónoma, un tiempo bastante corto pero que esperan poder ampliar hasta uno o dos minutos.

Sin duda alguna este Project Ara también es una buena apuesta por el respeto al medio ambiente, ya que en muchas ocasiones lo que nos hace deshacernos de un móvil es el fallo de una única pieza y con este smartphone en lugar de reemplazarlo por uno nuevo solo tendríamos que cambiar el módulo estropeado. De este modo se reduciría el número de teléfonos que acaban en la basura, contaminando y generando residuos.

Los relojes inteligentes también tienen su versión modular. Existen diferentes modelos, pero aquí vamos a destacar Blocks, que causó una gran impresión en el CES 2015. Cada uno de los módulos que conforman la correa tendría una función diferente, y estarían unidos para llevar la corriente de uno a otro.

Los módulos pueden ser una batería extra, una ranura para tarjetas SIM, GPS, más espacio de almacenamiento o detector de pulso cardíaco, entre otras opciones. De este modo según la actividad que vayamos a realizar portando el smartwatch decidiremos si colocar unos u otros módulos en la correa. Si vamos a salir a correr sería interesante poder controlar el ritmo cardiaco, mientras que salimos a la montaña lo más conveniente sería contar con un GPS.

Blocks aún no está a la venta y sigue animando a que desarrolladores creen nuevos módulos y aplicaciones, ya que el hardware y software de este reloj modular es libre.

En cuanto a las pulseras modulares, más de lo mismo. NEX Band es una de estas pulseras a la que se le pueden incluir hasta 5 módulos que dotan a la banda de diferentes funciones, como podrían ser la de recibir las notificaciones de nuestro smartphone, compartir la ubicación o interactuar con amigos por medio de códigos. Los módulos con los que cuenta está smartband parecen ser menos útiles, sus funciones son algo más sencillas que las de los módulos con los que cuentan los smartphones y relojes.

Tecnología española

ClickARM es una plataforma modular de hardware y firmware para el desarrollo y fabricación de dispositivos. Nace para dar soluciones a esas empresas que por motivos de inversión y tiempo no pueden llevar a cabo sus proyectos. La tecnología modular que promueve ClickARM defiende que con una menor inversión económica y con la reducción del tiempo de fabricación, además de la posibilidad de modificar las características del producto estas empresas pueden sacar adelante sus productos.

Así por ejemplo, según nos han contado desde la propia compañía, si una marca cuenta con un número de unidades de un producto determinado que no puede sacarse a la venta por que este cuenta con una memoria RAM inferior a la que ya se encuentra en el mercado, entonces se modifica esa parte interna, se dota al dispositivo con una memoria RAM de mayor capacidad pudiéndolo lanzar a la venta.

ClickARM trabaja sobre todo a nivel industrial, pone sus productos a disposición de las marcas. En el Mobile World Congress 2015 su tecnología modular tuvo una gran aceptación, lo que les hace mirar al futuro con aire optimista, ya que además cuentan entre sus clientes con empresas internacionales y grandes marcas de las que no nos han querido revelar nombres.

Atendiendo a los usuarios, la tecnología de ClickARM que desarrolla smartphones, tablets y smartphones modulares, permite que las funciones de los dispositivos y su aspecto físico cambie mediante el cambio de módulos, del mismo modo que ocurría con Project Ara.

Otra ventaja, el hecho de que estos módulos sean tanto de hardware como software libre, lo que permite a cada consumidor diseñar sus propios módulos, y a las empresas a apostar por el desarrollo de estas piezas. Pero eso sí, aunque sean muchas las ventajas que presentan los teléfonos y tablets modulares, serán también muchos los que decidan seguir comprando sus smartphones formados completamente, por lo que los dispositivos de ClickARM no supondrían la sustitución de los actuales productos, tan solo serían una magnífica alternativa.