Semana clave la que hoy se inicia para la política en Andalucía. Previsiblemente y salvo imprevisto de última hora, Susana Díaz será investida el jueves presidenta de la Junta de Andalucía, gracias a la abstención de Ciudadanos y Podemos. Hoy, durante el discurso de investidura, la dirigente socialista anunciará el mayor paquete contra la corrupción que ha conocido España, según se encargó de pregonar ayer. Y lo hará sin que la Junta haya devuelto ni un solo euro del dinero defraudado por el escándalo de los ERE.

El volumen de la cantidad defraudada ha convertido al caso ERE en uno de los mayores escándalos de la democracia española. Se calcula que el montante total puede llegar a los 1.200 millones de euros. Reconoce la Junta de Andalucía que sólo ha conseguido recuperar apenas cinco millones procedentes de los intrusos, un 0,5 por ciento del total.

La imposibilidad para que la Junta recupere el dinero no supone obstáculo para que los socialistas salgan ahora a la palestra enarbolando la bandera de la lucha contra la corrupción. Olvidando que el PSOE no ha devuelto ni un solo euro, la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, se encarga ahora de presumir de honradez.

En un acto de su partido en Chiclana de la Frontera, Díaz no tuvo empacho en anunciar el mayor paquete contra la corrupción que ha conocido España. “Y el PSOE lo puede hacer porque está lleno de geste honesta”, dijo la lideresa socialista, según informa la agencia Europa Press. No dio la presidenta de la Junta ninguna pista de por dónde puede ir ese paquete anticorrupción, aunque fuentes socialistas hacen hincapié en apuntar hacia la no prescripción de los delitos.

El hecho de que los socialistas no hayan devuelto el dinero defraudado por el escándalo de los ERE no parece ser impedimento para que Ciudadanos decida finalmente abstenerse en la segunda vuelta del debate de investidura. Precisamente la firma de ese pacto anticorrupción que la presidenta de la Junta anuncia a bombo y platillo es lo que hace que la balanza del partido de Albert Rivera se incline a favor de facilitar la investidura de Susana Díaz.

El ideario socialdemócrata de Ciudadanos

A falta de los últimos flecos en materia de crecimiento económico y lucha contra el paro, Ciudadanos está a punto de dar un paso definitivo en su política de pactos que marcará tendencia y puede condicionar a su electorado en las elecciones autonómicas y municipales del próximo día 24. Hasta ahora, el partido de Albert Rivera ha mantenido cierta equidistancia con respecto a populares y socialistas, lo que le ha granjeado las simpatías de buena parte de sus votantes.

El hecho de que Ciudadanos se decante por el PSOE en Andalucía cambiará, sin duda, la percepción de la ciudadanía y puede tener efectos adversos para ese partido de reciente implantación nacional, pues daría la razón a las voces que desde la derecha se desgañitan con el argumento de que el ideario del partido de Rivera tiende a la socialdemocracia.

Los ideólogos de Ciudadanos tratarán de vender la cuestión desde otros parámetros: no hay acercamiento al PSOE andaluz, sino un compromiso del nuevo partido con la gobernabilidad y el sentido de Estado, pues los líderes de C´s son conscientes de que la comunidad autónoma del sur no puede permitirse la repetición de los comicios.

Podemos tampoco cierra la puerta a facilitar la investidura de Susana Díaz. Hay acercamientos a la espera de un acuerdo definitivo en materia de desahucios de viviendas.