El grupo Villar Mir se ha adjudicado el solar adyacente a las cuatro torres del norte de Madrid, en el que construirá un rascacielos de un tamaño similar. La subasta del terreno concluye ocho años después de culminar la edificación del primero de los cuatro gigantes, Torre Espacio.

El Ayuntamiento de Madrid ha cerrado el círculo de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid, que estaba ubicada en el cierre norte del Paseo de la Castellana, volviendo al punto inicial. A menos de un mes de las elecciones locales, la actual regidora del consistorio, Ana Botella, ha anunciado la adjudicación al grupo Villar Mir de la parcela aledaña a las cuatro torres que definen el cielo de Madrid.

La resolución de este concurso se produce ocho años después de que el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, presidiera la conclusión de Torre Espacio con el izado de la rojigualda, tras lo que se convertía en el primero de los cuatro rascacielos en ser inaugurado.

El paralelismo entre entonces y ahora es que la adjudicataria actual es la misma compañía que desarrolló Torre Espacio, el grupo Villar Mir, que levantará un quinto rascacielos para albergar un hospital privado. Los primeros serán (también) los últimos en la Villa de Madrid.

Un hospital para completar el “skyline”

El proyecto contempla que la quinta torre en discordia, con una altura similar a las cuatro existentes en la actualidad, albergue un hospital privado y “espacios destinados a sociedades científicas vinculadas a la actividad sanitaria”, según el consistorio.

Además, en la base del rascacielos se construirá un edificio de menos altura, con una estructura basada en terrazas ajardinadas. El espacio lo completará una zona verde con parterres, caminos y zonas lúdicas.

Este será, de acuerdo con la alcaldesa de Madrid, “un nuevo foco de actividad en la zona norte de la ciudad y una fuente de creación de empleo durante los próximos años”.

La subasta del terreno, que el predecesor de Botella había consagrado al fallido desarrollo de un palacio de congresos, designa a Promociones y Propiedades Inmobiliarias Espacio, empresa del holding de Juan Miguel Villar Mir, para el desarrollo y la gestión de este suelo durante los próximos 75 años, por un canon anual de 4 millones de euros.

La oferta de Villar Mir -figura destacada en el mercado inmobiliario español, que además fue ministro de Hacienda y candidato a la presidencia del Real Madrid- ha duplicado el precio de salida, establecido en 1,9 millones de euros, según el Ayuntamiento.

Se trata de un total de 66.972 m2, en los que se incluyen la parcela para el previsto centro de convenciones (33.325 m2) y la zona verde aledaña (33.647 m2). El último fleco inmobiliario de la zona, antes de que comience la “Operación Chamartín”.