Hay empresas que cuando ven que su negocio no funciona echan el cierre y prueban con otra cosa, pues algo así es lo que parece tener en mente Nokia, quien ha desmentido algunas informaciones que apuntaban a que la compañía podría retomar la fabricación de smartphones. Nokia dice adiós a los teléfonos móviles, al igual que ya hicieron otras empresas como Sony y Samsung en el mercado de los ordenadores portátiles o Asus y Acer en cuanto a la venta de netbooks.

Parece que puede ser definitivo: esta semana se ha conocido que Nokia ha decidido dejar de fabricar smartphones. La compañía finlandesa que se hizo de oro con sus primeros teléfonos móviles, esos con los que se podía jugar a la serpiente y a los alienígenas, no ha sabido adaptarse a la era de los smartphones y eso le ha pasado factura. A pesar de haberlo intentado, pues no podemos obviar la gama Lumia, Nokia no ha conseguido hacerse un hueco entre las grandes firmas, como podrían ser Samsung, LG o Apple, por lo que mejor retirarse a tiempo que lamentar más tarde una tragedia peor.

Pese a todo, Nokia ha dejado una puerta abierta a comercializar teléfonos móviles en un futuro, aunque por el momento tendremos que enfrentarnos a un mundo sin móviles Nokia, algo que antes de la era smartphone nos parecía impensable. 

Sin embargo, Nokia no es la única que ha decidido abandonar un segmento de mercado por completo. También es conocido el caso de Sony que decidió dejar de lado a sus Vaio, esos portátiles llenos de diseño que tanto éxito le dieron. El causante de esta decisión fue el auge de las tablets que llevan algún tiempo perjudicando los datos de venta de ordenadores portátiles. 

Después de Sony, Samsung y Toshiba también se subieron al carro que les alejaba del negocio de los PC en Europa. El pasado año Samsung, que no lograba situarse en España entre los 10 primeros fabricantes por ventas en el ranking de IDC, se retiraba del mercado de los ordenadores anunciando la posibilidad de volver en un futuro, tal y como ahora hace Nokia, aunque teniendo en cuenta que las tablets han tomado el mando en el mercado de los dispositivos portables difícilmente Samsung volverá a postar por los PC.

Otro sector que también se ha visto perjudicado y del que ya practicamente nos hemos olvidado es el de los netbooks, los ordenadores portátiles de menor tamaño y peso que revolucionaron 2008 y que cuatro años después desaparecieron. Asus y Acer dejaron de fabricar netbooks, pues los ingresos eras mínimos y otra vez las tablets, junto a los smartphones, tuvieron la culpa. Su cometido era poder disponer de un ordenador fuera de casa, un ordenador fácil de transportar, y eso es  justamente lo que representa una tablet, solo que bajo un diseño menos pesado y aparatoso. Puestos a elegir, ¿quién se quedaría con un netbook teniendo la opción de comprar una tablet?

Los que meten la pata

Al igual que ha habido empresas que se han retirado de algunos segmentos de mercado, hay otras que se han atrevido a meterse ligeramente en sectores que hasta entonces les eran desconocidos. Los smartphones son muy jugosos, y ante sus números de venta en el mercado, ¿quién no iba a probar a vender un teléfono móvil?

Esta oportunidad no la han dejado escapar empresas como Amazon o Toshiba, quienes se han adentrado en el mundo de los smartphones, aunque con un resultado no muy exitoso.

Toshiba en 2009 lanzó su TG01 buscando adentrarse en el mercado móvil, sin embargo no le fue todo lo bien que esperaba y tuvo que acabar dejando el negocio para centrarse en sus tablets, televisiones, cámaras y demás productos. Ya en 2007 salió a la luz el primer móvil de Toshiba, que además contaba con detector de huellas, el G900, su primer dispositivo con Windows Mobile 6.

Por otro lado, Amazon, la empresa dedicada al comercio electrónico, que lanzó el pasado año su Fire Phone, un teléfono con el que además se trataba de aumentar en número de usuarios que hacían uso de los servicios de Amazon y que debido al elevado precio del terminal no ha conseguido grandes volúmenes de venta.

Es difícil hacerse hueco en un mercado en el que parecen no caber más compañías, pues la oferta de teléfonos y tablets es muy elevada, y a no ser que puedas ofrecer algo realmente nuevo y a un precio competitivo no tienes ninguna opción. Las empresas que quedan rezagadas dentro de su propio sector, como podría ser el caso de Nokia, tienen una salida en otros ámbitos de la tecnología, pues quizás los avances de Nokia pueden aplicarse de mejor manera a otros cometidos. Toshiba probó con el mercado de los samrtphones pero no funcionó, ahora prueba Amazon, y quién sabe si mañana otra compañía apostará por fabricar teléfonos y acaba hasta por desbancar a los gigantes, pero mientras eso ocurre las empresas deben continuar buscando un producto en el que destacar y que les de los tan ansiados beneficios que todos buscan.

Imagen | Flickr