Todos hemos tenido alguna vez problemas con la actualización de alguna app de nuestra tableta. Y todos hemos sufrido retrasos en un vuelo. Pero nunca una cosa había llevado a la otra. Hasta ahora.

La cara de los pilotos debía de ser un poema. “No podemos despegar porque mi iPad no funciona. Disculpen las molestias”. De la cara de los pasajeros mejor no hablamos. Decenas de vuelos de American Airlines sufrieron retrasos en la madrugada de ayer (media mañana, hora española) por un problema en el iPad que utilizan sus pilotos en vuelo.

American Airlines completó hace ya dos años la transición a una completa digitalización de los manuales que utilizan los comandantes en vuelo. Las ventajas de contar con todos los manuales, guías de seguridad y mapas en un iPad era obvia para sus pilotos. La compañía ahorraba toneladas de papel, las posibilidades de extravío se reducían (dos pilotos, dos iPads) y las espaldas de sus comandantes lo agradecían (la documentación física pesa más de 16 kilos).

 

Desde 2013 los comandantes de la aerolínea estadounidense sólo utilizan sus tabletas y una aplicación específica de la compañía que contienen estos manuales imprescindibles para iniciar un vuelo. Y hasta ahora todo había funcionado razonablemente. Pero ayer un fallo en la actualización de la app provocó retrasos en decenas de sus operaciones. La pantalla de los iPad se quedó en blanco y, sin esa maleta de vuelo electrónica, el piloto no puede iniciar el vuelo.

Buscando wifi

Incluso algunos de los aviones, cuando ya estaban camino de coger la pista de despegue, tuvieron que volver a las puertas de acceso para que los pilotos se conectaran al wifi de la terminal y pudieran actualizar el software. Ya pueden imaginarse a los apurados comandantes entrando en ‘Ajustes’ de su iPad para poder iniciar el vuelo.

 

Y como la vida a veces es más exagerada y menos creíble que muchos guiones de ficción, en esta historia de economía de digital American Airlines utilizó su cuenta de Twitter para realizar la confirmación pública de los problemas que estaban sufriendo sus vuelos. Y lo hizo en respuesta a un tuit (de entre otros pasajeros cabreados) de Serge Gojkovich, que puede que a usted no le suene este señor, pero es el consejero delegado de Curbstand, una exitosa app para buscar parking y pagar directamente desde su móvil. Lo dicho, una auténtico relato del siglo XXI.

American Airlines no es la única compañía que ha sustituido los engorrosos manuales en papel por las modernas tabletas. En los últimos años múltiples aerolíneas han ido anunciando su apuesta por la digitalización. United Airlines, British Airways, Ryanair… y también Iberia. La aerolínea española inició el pasado noviembre el proceso de sustitución por iPad de la maleta de vuelo. De momento, parece que no se han registrado inicidentes similares en otras compañías. Veremos qué pasa cuándo les toque actualizar la app.