Los tres grandes operadores de telefonía siguen su particular guerra por la televisión mientras que los demás players del mercado observan cómo la subida de precios sólo es un falso argumento para mantener caliente el mercado.

El sector de las telecomunicaciones por esencia es ‘amarrategui’. Pese a encontrarse en la vanguardia tecnológica, sus estrategias comerciales suelen ir a remolque de lo que hace la competencia, ya sea para bien o para mal. Este handicap, además, tiene su lógica en el incumbente del mercado (Telefónica) que debido a su gran tamaño y músculo económico suele llevar la voz cantante.

El último acontecimiento que levanta a clientes y operadores tiene que ver con la subida de precios de la que tanto se viene hablando últimamente, especialmente tras el anuncio de que Movistar subirá ligeramente los precios de su paquete Fusión y Vodafone podría hacer lo propio en el mes de junio cuando acabe el periodo promocional de Vodafone One, tal y como dejó entrever su CEO en España. ¿Pero son reales dichas subidas?, ¿cómo afectan a los operadores más pequeños?, ¿realmente necesita el mercado tanto baile de precios?

Empecemos por el final. Hemos consultado a dos de los principales operadores móviles virtuales (OMV) del mercado, y que no pertenecen a un operador con red, qué les parece dicha subida de precios y cómo les puede afectar. En el caso de MásMóvil su respuesta es muy tajante, no piensan cambiar de estrategia comercial hagan lo que han los demás. Comentan que ellos están centrados en sus clientes y nada más.

Por su parte, desde Pepephone son más concisos y sí ven ventajas en la supuesta subida de precios. Creen que habrá clientes que se enfaden con un incremento en el coste de los servicios. Además, como los operadores que modifiquen los precios habrán llevado a cabo un cambio de condiciones, liberan de permanencia a sus usuarios, así quedarán libres.

Por último, y no menos importante, señalan desde Pepephone que esta ‘guerra de precios’, ahora al alza, garantiza que al menos “a corto plazo plazo no van a incrementar la presión en precio como defensa frente a los OMV, algo que también tranquiliza”.

La convergencia secuestradora

Otro punto de interés reside en las ofertas convergentes. En este aspecto desde MásMóvil aclaran que se trata de uno de sus principales puntos de trabajo en estos momentos. Son conscientes de la importancia de este segmento y su apuesta es clara y decidida para buscar un pequeño espacio de clientes.

Mientras, cuando preguntamos a Pepephone por el asunto de las ofertas convergentes, surge un término que también es recurrente, incluso, para los operadores con red: “atar”. Aquí el bramido es conjunto contra Telefónica, que entre otras cosas usa el fútbol como rehén indiscutible. En el caso particular del OMV de lunares rojos, señala que “para operadores de tamaño reducido cuyo núcleo no está en esos servicios, es algo que se puede superar”.

Pero este tema, junto con la subida de precios, marca la actualidad del sector. Una vez que se ha dado el visto bueno a la compra de Canal+ por parte de Telefónica, y cuya obligación a abrir sus contenidos televisivos se sitúa en el 50%, todos coinciden en que se trata de un presunto secuestro de clientes con doble objetivo. El primero es que si alguien sólo quiere ver todo el fútbol en casa, es muy probable que tenga que contratar un paquete convergente con algún operador. Algo que a todas luces parece una insensatez. Excepto para las operadoras, claro. El segundo objetivo, una vez que ya han enganchado a los usuarios con el fútbol o las motos -que es el que comercialmente perjudica a los demás operadores-, tiene que ver con el bajo churn que tienen estas ofertas. Es decir, una baja tasa de cancelación del servicio o portabilidad a otra compañía.

¿Subida de precios?

Sabemos cómo puede afectar y cómo se han tomado la posible subida de precios los operadores de menor tamaño. Ahora bien, ¿es cierto que se haya aumentado el precio de las tarifas?, ¿o realmente se juega con esa sensación para introducir servicios y permanencias distintas para retener a los clientes?

La justificación de una hipotética subida de precios (siempre hablando de la parte convergente) se basa en la inversión realizada, tanto la finalizada como la futura. De hecho en todos los mercados lo hacen. Ya sea Francia o España. Así lo manifiesta el CEO de Orange, Stephane Richard. Por lo tanto, parece obvio que la posible subida de precios no tiene que ver tanto con la inversión y los márgenes, sino con “atar” clientes con la promesa de tener mejores servicios a cambio de una factura más alta. Una vez que suficientes clientes estén inmovilizados, los operadores pueden volver a prácticas como cobrar el exceso de datos en lugar de reducir la velocidad.

De hecho, es curioso que el segmento móvil no tenga subidas en los precios, pero sí mejoras en los servicios. Esto es así porque asumen la infidelidad de los clientes. Por lo tanto, centran sus estrategias en objetivos mayores donde tengan una base sólida y estable de clientes.

Imagen | Flickr