El partido de Rosa Díez trata de restar importancia a la marcha del consultor político que diseñaba la campaña de las autonómicas y municipales. Reconocen que los bancos han dejado de confiar en ellos ante las bajas expectativas electorales.

El vía crucis magenta continúa. A la desbandada de cargos y afiliados de UPyD se ha unido ahora la de uno de sus asesores clave, Gustavo García Espejo, el estratega que estaba al frente del diseño de la campaña de mayo a nivel nacional. Su marcha acentúa la sangría de bajas que el partido de Rosa Díez lleva sufriendo desde que en noviembre naufragaron las negociaciones para coaligarse con Ciudadanos.

La formación confirmó ayer a Sabemos que García Espejo dejó su puesto hace unos días, aunque no quiso entrar en valoraciones adicionales. “Era un trabajador más, la suya era una relación contractual privada que ha terminado y no tiene más importancia, como si se va un contable o un secretario”, informaron fuentes oficiales. De hecho, se esforzaron por rebajar el papel desempeñado por el consultor, desmintiendo que fuera “el estratega del partido, porque los estrategas son los dirigentes, y no tenemos que hacer ninguna valoración más porque no era un cargo público ni orgánico”. Otras fuentes del partido afirmaron que fue despedido a causa del desastre de la campaña andaluza.

“No era el estratega, los estrategas son los dirigentes”, señalan desde el partido

Sin embargo, otras fuentes internas consultadas explicaron que este asesor era clave y, entre otras cosas, llevaba meses trabajando en la campaña de las autonómicas y municipales, siendo el encargado de establecer las líneas maestras que luego se adaptarían a las especificidades de cada territorio. Además, añadieron que su marcha se produce después de comprobar cómo, de manera persistente, “sus directrices no se seguían” y ‘los últimos de UPyD’ actuaban más bien “por su cuenta”. Este diario trató de recabar la versión del interesado, que rechazó hacer declaraciones, escudándose en la “cláusula de confidencialidad” que incluyen todos sus trabajos de este tipo y “en el debido respeto por el cliente”.

La líder del partido y el portavoz adjunto, Andrés Herzog, presentaron precisamente el miércoles las claves de la estrategia electoral que seguirán sus filas las próximas semanas, ya sin García Espejo al frente. La dirección reconoció que será una empresa especialmente difícil, sobre todo por el hecho de que los bancos les han cerrado el grifo del crédito ante las bajas expectativas electorales.

“Si no hay crédito bancario, no hay dinero”, señaló Díez. La suya de mayo será una de las campañas más austeras que se recuerdan en un partido nacional con grupo propio en el Congreso. Cien mil euros, la duodécima parte de lo invertido en 2011 y la decimoquinta de lo presupuestado por Ciudadanos, manejará UPyD para recorrer España pidiendo el voto, elaborar spots o distribuir merchandising.

“Ya pasó en 2008 y lo superamos”

Sin embargo, el partido magenta no desfallece y se muestra confiado de poder revertir la situación. “Ya nos pasó en 2008 y lo superamos”, indicó la líder y portavoz sobre esas estrecheces financieras sobrevenidas, antes de vaticinar que “ahora lo superaremos también”.

El ahogo económico les ha obligado asimismo a abandonar nueve causas judiciales en las que estaban personados, algunas tan importantes y mediáticas como las relativas a la familia Pujol o a la consulta catalana del 9 de noviembre. Sí seguirán dando la batalla en los litigios de Rodrigo Rato y Miguel Blesa, la destrucción de discos duros de Luis Bárcenas o el fraude de los cursos de formación en Andalucía.

Fernando Savater reaparece mañana en un acto con la eurodiputada Maite Pagazaurtundúa

Otro golpe moral lo ha supuesto la incapacidad de presentar listas en todas las capitales de provincia. UPyD finalmente no estará presente ni en Soria ni en Teruel, aunque sus candidaturas municipales han crecido un 42% respecto a 2011. Esta última sí es una buena noticia -“demuestra el cuajo” de los miembros del partido, según Díez- y llega a la vez que el regreso de uno de los intelectuales y fundadores del partido, Fernando Savater, que por motivos ajenos a la política lleva tiempo alejado de la primera línea. Mañana sábado participará en Pamplona, junto a la eurodiputada magenta Maite Pagazaurtundúa, en una mesa redonda titulada Libertad (lingüística) en Navarra. La estrategia del nacionalismo vasco radical.

El esfuerzo de UPyD por tratar de contener la hemorragia está incluyendo estos días largos desplazamientos de sus principales dirigentes. Así, la número uno presenta esta tarde en Gijón a los candidatos asturianos de su partido y Carlos Martínez Gorriarán, diputado y responsable de Programa y Acción Política, hace lo propio a la misma hora con el candidato a la alcaldía de Vigo, José Luis Correa. La también parlamentaria nacional Irene Lozano, por su parte, se desplaza a Elche para visitar un parque empresarial, reunirse con autónomos y pymes y comer con afiliados y simpatizantes.

Imagen | Flickr