La última de las jornadas del Plan de Rescate Ciudadano del Instituto 25M para la Democracia recogía en una de sus ponencias las nuevas medidas energéticas destinadas principalmente a la reducción del índice de pobreza energética.

El actual sistema controlado por las grandes compañías eléctricas está lleno de errores y permisos que perjudican al ciudadano, en opinión de Podemos. Ante esta situación, el partido de Pablo Iglesias ha presentado una serie de propuestas con las que pretende, entre otras cosas, que nadie se quede sin suministro de luz y gas. Estos servicios básicos, según la formación, se encuentran amenazados por los altos precios que el consumidor tiene que pagar y la falta de empleo, que condenan a muchos usuarios a tener que prescindir de la electricidad, el agua caliente y la calefacción para poder seguir viviendo.

La pobreza energética es un concepto que trata de reflejar la situación de aquellos que no pueden mantener su hogar a una temperatura adecuada, o lo que es lo mismo, quienes pasan frío en invierno por no poder pagar el gasto en calefacción. Un problema que cada día afecta a más personas y que conlleva graves perjuicios para la salud.

Entre los ponentes de la primera mesa de la tarde, Iván Calvo, del Círculo 3E y el Observatorio Crítico de la Energía, proponía una serie de medidas dirigidas a acabar con la mala gestión que se hace de la electricidad y las prácticas que tanto afectan a los ciudadanos: que los suministros de electricidad pasen a ser un servicio público, que no se corte el suministro de luz y gas a quienes no pueden pagar los gastos de su vivienda habitual, la implantación de un mínimo vital de consumo que además nunca suponga un gasto mayor al 10% de los ingresos del individuo, que las condiciones se apliquen año a año y que sean las empresas suministradoras las que costeen estas medidas.

En las jornadas se afirmó que las eléctricas españolas podrían soportar costear medidas así, debido a sus elevados márgenes. Sin embargo, otros ya lo han intentado sin conseguir grandes resultados: la Generalitat de Catalunya ha propuesto que se alarguen los plazos de pago para aquellas personas que se encuentran en situaciones difíciles, una petición que fue rechazada ante la presión que las compañías eléctricas ejercen.

Según Podemos, en España faltan planes que regulen la actuación de las suministradoras de energía, así como planes que incentiven el uso de las energías renovables.

José Manuel López, candidato de Podemos a presidir la Comunidad de Madrid, se pronunció sobre el problema de la pobreza energética proponiendo como solución un plan de rescate ciudadano en el que incluya un fondo gestionado por los servicios sociales destinado a sufragar electricidad, gas y agua entre las poblaciones más vulnerables.

Otra propuesta lanzada por el candidato a la Comunidad de Madrid, y que pone de relevancia su visión de dar empleo a través de las reformas en las compañías eléctricas, pasa por conceder préstamos a las comunidades de vecinos para la implantación de paneles fotovoltaicos en las comunidades, unos paneles que se fabricarían en España, y más concretamente en lugares como Móstoles o Leganés. De este modo se crearían más puestos de trabajo y se desarrollaría el mercado interior.

Imagen | Flickr