Fon abandonará, finalmente, su exilio. La compañía de wifi con sede en España y creada por el veterano emprendedor argentino Martín Varsavsky ha llegado a un acuerdo con Vodafone para ofrecerle sus servicios. Fon, que ha cambiado mucho desde su concepción inicial, es hoy un servicio que la compañía presta a los operadores. Prepara los equipos de los clientes para que sus usuarios puedan compartir la red inalámbrica entre sí y con otros foneros .

Vodafone no sólo permitirá a los clientes de Vodafone One compartir su wifi con amigos y familiares que dispongan del servicio sin tener que intercambiar engorrosas claves wifi. Estos también podrán utilizar los routers de 14,5 millones de foneros por todo el mundo, gracias a los acuerdos con operadores firmados por la compañía de Varsavsky. Como por ejemplo, en Reino Unido con BT, Francia con SFR, Deutsche Telekom en Alemania, Japón con Softbank, KPN en Países bajos y NOS en Portugal.

Desde el principio, Fon había insistido en su interés por trabajar en España con el principal operador, con Telefónica como su primera opción. Pero lo cierto es que Vodafone, tras la compra de Ono, le permite acceder a la mayor red de fibra óptica desplegada en nuestro país.

En un mercado en el que los precios de las conexiones de datos en el extranjero son escandalosas, esta propuesta aparece como una solución muy competitiva, una ventaja más que ofrecer a los clientes de la nueva Vodafone One. Ono, individualmente, había llevado a cabo pilotos de estas características con su propia tecnología, del mismo modo que empresas como R en Galicia y, principalmente, Telecable en Asturias con su producto Wifisfera, hacen cosas parecidas pero sin el alcance global inmediato que conseguirá la compañía británica gracias al acuerdo con la start-up española. 

Entre las ventajas de Fon para los clientes destaca que sólo se utiliza la capacidad excedente de tu conexión, dando prioridad siempre a los usuarios domésticos. 

Como anécdota, recordar esta noticia en la que Varsavsky subrayaba que, con Fon, se “reiría en la cara” de Movistar y Vodafone. Hoy, es socio de uno de ellos. Cómo cambia todo.

Foto: Martín Varsavsky en Flickr