El exsecretario general de la Asociación de Inspectores de Hacienda, Francisco de la Torre, acaba de ser nombrado asesor de Ciudadanos para ayudarle a diseñar propuestas fiscales y tributarias. Hace unos meses su sucesor en el IHE, Ranses Pérez Boga, fichó por el PSOE para ir en las listas por Madrid. Y el sindicato de subinspectores, Gestha, asesora a Podemos. La Agencia Tributaria se cuela en la precampaña electoral.

Nuevo flamante fichaje de Ciudadanos. Tras el anuncio de Albert Rivera de que sumaba a los economistas Luis Garicano (London School of Economics) y a Manuel Conthe (expresidente de la CNMV y columnista) como asesores, este lunes se ha hecho oficial la incorporación del inspector de Hacienda Francisco de la Torre, antiguo secretario general de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (INE).

De la Torre, que además es columnista y divulgador en temas fiscales (en 2014 publicó el libro ¿Hacienda somos todos?), es uno de los expertos tributarios que públicamente se ha mostrado más crítico con el actual marco legal que ampara y regula las Sicav (sociedades de inversión colectiva) en España. Tanto él como la organización a la que pertenece han criticado estas instituciones de inversión que permiten en la práctica actuar como un vehículo de ahorro personal y de baja imposición para las grandes fortunas.

Precisamente las Sicav serán una de las prioridades que marcarán las propuestas que este inspector ha elaborado para Ciudadanos. La idea es devolver el control y la supervisión de estas sociedades de inversión a la Agencia Tributaria con el fin de poder hacer una inspección efectiva sobre las mismas. Desde 2005 esta misión, teóricamente, recae sobre la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), si bien su labor se limita más al cumplimiento formal de estas instituciones (número de partícipes, etc) que a una revisión de su fiscalidad.

Otro inspector de número tres de Carmona

El hasta hace unas semanas presidente de la Asociación de Inspectores (IHE), Ranses Pérez Boga, anunció el pasado 23 de marzo su intención de sumarse a la lista electoral encabezada por el diputado regional Antonio Miguel Carmona para la alcaldía de Madrid. Pérez Boga, como presidente de la organización profesional de inspectores, puso como sus reclamaciones prioritarias el aumentar los medios humanos y técnicos en la Agencia Tributaria, así como enfocarse sobre todo en la persecución de los grandes defraudadores.

Pérez Boga se presentará a las elecciones municipales como número tres de la lista de Carmona. Entre otras dificultades, si llegase al poder tendría que gestionar el ayuntamiento más endeudado de España, así como afrontar macrocréditos como el del soterramiento de la M-30, que tras una década de partidas presupuestarias millonarias apenas ha conseguido hacer frente a los intereses.

Podemos, con el asesoramiento de Gestha

Los líderes de Podemos han manifestado en cada ocasión que se las ha dado que quieren contar con la opinión de los mejores expertos a la hora de elaborar sus propuestas políticas. Es por eso que para las reformas en materia fiscal y tributaria han creado un grupo de trabajo junto al sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha).

Entre otras medidas, el colectivo de subinspectores propone que su categoría se homologue a la de los inspectores, de forma que la plantilla total de inspectores aumente en hasta 26.000 efectivos. Esta recalificación, junto con otras medidas contra el fraude, lograrían aflorar hasta 38.000 millones de euros cada año, según sus cálculos.

Economistas mediáticos por doquier

No solo de inspectores y subinspectores se están nutriendo los partidos a la hora de contar con expertos en materias económicas con las que fundamentar sus propuestas. La de economista es, a la vista de los últimos movimientos, una de las profesiones con más salida si uno se quiere dedicar a la política. Al margen de los ya mencionados Carmona, Garicano o Conthe, la nómina de especialistas el economía y con tirón mediático es cada vez mayor.

Incluso el PP se ha visto tentado a fichar a un economista celebrity. El pasado mes, Esperanza Aguirre anunció la incorporación de Daniel Lacalle, gestor de fondos en Pimco, y reconocido divulgador del liberalismo de corte austriaco. En el PSOE, por su parte, al margen de Antonio Miguel Carmona, está el actual secretario general, Pedro Sánchez, que es economista y ha participado habitualmente en tertulias y debates antes de dar el salto a la política de primera división. Sánchez, al tiempo que era diputado regional madrileño, impartía clases en la Universidad Camilo José Cela.

Siguiendo por la izquierda, el año pasado Izquierda Unida confirmó que uno de sus diputados más jovenes, Alberto Garzón, sería el candidato a las Elecciones Generales. Garzón, economista de formación, se hizo popular a raíz del 15-M, cuando se erigió como uno de los ideólogos de parte de las propuestas de política económica. Por su parte, los politólogos de Podemos han sumado a su proyecto, como asesores externos, a dos catedráticos de Economía heterodoxos, como son Juan Torres (Universidad de Sevilla) y Vicenç Navarro (Universidad Pompeu Fabra), para que les elaboren un documento de reformas.