Las bases de Albert Rivera rehúsan apoyar como candidatos a Ignacio Prendes y el resto de ‘huidos’ del partido de Rosa Díez. Los colocan en puestos de salida o directamente los excluyen de las listas para las elecciones del 24 de mayo.

Abandonaron UPyD con la esperanza de jugar un papel determinante en Ciudadanos pero la estrategia no les termina de salir. Los “náufragos” de la formación magenta -como los bautizó Ignacio Prendes, excandidato de Rosa Díez en Asturias que creó la Plataforma Encuentro para acoger a los que quisieran unirse a Albert Rivera- están viendo frenadas sus aspiraciones, al ser colocados en puestos de salida de las listas de Ciudadanos o al quedar directamente excluidos.

El partido de Rivera ha preferido promocionar a los miembros que llevan más tiempo en el proyecto, pese a que en muchos casos son menos conocidos que los ex de UPyD. Así ha sucedido en Asturias, donde Prendes se ha tenido que conformar con el segundo puesto de la plancha electoral, pese a haber iniciado hace tiempo las negociaciones. Los militantes no le querían de número uno y algunos incluso rechazaban su concurso en los comicios, hasta el punto de elevar quejas a la dirección nacional.

Las duras negociaciones entabladas entre Encuentro y los que ya estaban en el partido concluyeron colocando al profesor Nicanor García al frente de la candidatura. Tras el desplazamiento a Asturias de dirigentes de la máxima confianza del líder de Ciudadanos, Prendes logró que a cambio del apoyo a García su plataforma designara a algunos de los integrantes de las listas, aunque nunca a los candidatos.

La plataforma de Prendes designa a los ‘segundos’ de las listas cremallera asturianas

La cuota de exmiembros de UPyD la cubren Prendes y Armando Fernández, excoordinador magenta en la comunidad, que ocupa el cuarto puesto de la candidatura central. Un formato cremallera que aglutina a las dos corrientes y que ha sido la solución salomónica a la disputa en esta comunidad. Los exafiliados de UPyD no encabezarán listas ni para las autonómicas ni para las municipales pero seguirán haciendo política desde la segunda fila. Celsa Ardavín y José María Losas serán los cabezas de cartel en las circunscripciones oriental y occidental del Principado -pese a ser una comunidad uniprovincial cuenta con tres circunscripciones-, quedando la central para el citado profesor.

Lo mismo ocurre con las municipales. Ciudadanos estará presente en Oviedo, Gijón, Avilés, Siero y Lena y en ninguna de estas localidades tirará de caras conocidas de UPyD, sino que apostará por personas sin historial de militancia en otros partidos. De nuevo, la Plataforma Encuentro ha tenido que conformarse metiendo a sus miembros en segundas y cuartas posiciones. Así por ejemplo el excandidato de UPyD por Gijón, Manuel Iñarra, será el lugarteniente de José Carlos Fernández Sarasola en la candidatura a ese Ayuntamiento.

Excluidos en Aragón y relegados en Madrid

Peor suerte todavía han corrido los excompañeros de Rosa Díez en Aragón. También ellos se unieron a la asociación de Prendes, pero ninguno ha sido integrado en las listas. Las compondrán íntegramente miembros de Ciudadanos no advenedizos, liderados por Susana Gaspar. Además de Carlos Aparicio -excoordinador regional y excandidato a la presidencia de Aragón- se marcharon a la plataforma de Prendes para negociar con Rivera los cabezas de lista de UPyD a las autonómicas por Huesca y Teruel y los candidatos a los ayuntamientos de las tres capitales de provincia. Ninguno ha conseguido ganarse la confianza de Ciudadanos.

El propio Aparicio declaró cuando dimitió que su objetivo era “presentar listas conjuntas” a las elecciones porque “la gente está por que hablemos con Ciudadanos y exploremos la posibilidad de llegar a esos acuerdos”. Los que no han estado por la labor, finalmente, han sido los miembros del partido de Rivera, que este fin de semana decidían no confiar en los “náufragos” de UPyD, grupo que completan exafiliados magentas de Galicia, Castilla y León o Madrid.

En esta última región tres de ellos sí han logrado un hueco en la lista autonómica, aunque en puestos muy modestos. El exdiputado madrileño Alberto Reyero concurrirá como número nueve, la exmiembro del Consejo Local, Dolores González, en el 13 y el exconcejal de Villanueva de la Cañada, Juan Rubio, en el 17. Se suman así a los que con anterioridad lograron consolidarse en el partido de Rivera tras su paso por UPyD, como los candidatos autonómicos de Murcia, Navarra y Cantabria o el número dos por Valencia.