El nombre de José Bono apareció en los papeles incautados hace un mes por los Servicios de Vigilancia Aduanera durante los registros efectuados en el marco de la denominada Operación Cóndor, que investiga una supuesta trama de corrupción en Galicia. Los agentes de Vigilancia Aduanera encontraron unas facturas de la estancia, el pasado verano, de Bono en un hotel de Sanxenxo, pagadas por la empresa turística InterRías.

Por Froilán Bravo y José Luis Lorente

19 de marzo de 2015, festividad de San José. Por orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara Cifuentes, agentes del Servicio de Vigilancia Aduanera se disponen a efectuar simultáneamente registros en empresas con sedes en varias ciudades de la geografía española. La operación se salda con un total de cinco detenidos en la provincia de Pontevedra -cuatro en Sanxenxo-, uno en Lugo y otros cuatro en Madrid.

Entre los arrestados se encuentra el propietario de la principal empresa de transportes de viajeros de Galicia –Monbus- y presidente del club de baloncesto Obradoiro, Raúl López. Monbus e InterRías son dos de las empresas de la supuesta trama de la Operación Cóndor, investigadas por delitos contra la Hacienda Pública, blanqueo, falsedad documental, cohecho y tráfico de influencias.

Entre la documentación incautada se encuentra una serie de facturas de la estancia, el pasado verano, de José Bono y un séquito -formado por tres personas- en el Gran Talaso Hotel Sanxenxo, otro de los negocios de la trama empresarial ahora investigada. Aunque la instrucción está bajo secreto del sumario por orden de la juez, se ha sabido que InterRías abonó, además de los gastos de hotel, sesiones de masajes, servicios extra y gastos de desplazamiento por más valor de más de 3.000 euros.

Gracias a los registros también se tuvo constancia de que el ex ministro y antiguo presidente de la Junta de Castilla-La Mancha asistió a la inauguración de uno de los hoteles de la cadena, el Carlos I de Sanxenxo. Y, según pudieron comprobar los agentes de Aduanas, en los establecimientos de esta firma recalaba gran cantidad de viajeros dentro de un programa de excursiones para mayores de la comunidad castellano-manchega.

Fuentes conocedoras del sumario señalan a Sabemos que la juez De Lara trata de aclarar si existe algún tipo de relación entre los viajes gratis total de Bono a Sanxenxo y los viajes para jubilados de la autonomía donde él fue presidente durante veintiún años y seis legislaturas consecutivas. Precisamente, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, que es muy escrupulosa en sus investigaciones, ha preguntado por tal extremo a algunos de los imputados que ya han pasado por su despacho para prestar declaración. Las mismas fuentes sostienen que la juez citará en breve a Bono para que aclare el asunto del viaje de lujo pagado por InterRías.

La “juez Alaya gallega”

Pilar de Lara, que es conocida como la “juez Alaya gallega”, ha sacado adelante algunos de los principales sumarios que se han instruido en ese comunidad autónoma, como los de los casos Campeón -en el que estuvo implicado el ex ministro socialista José Blanco- y Pokemon.

Los que la conocen aseguran que es una magistrada que “va a por todas y no le importa llamar a declarar o imputar a quien sea”. “Le da igual que sean políticos o empresarios importantes. Nunca le tiembla la mano”, aseguran.