Mientras Marvel mantiene un tono eminentemente positivo para sus personajes, DC ha apostado definitivamente por una visión más adulta y oscura. Batman vs Superman nos prepara para un choque de trenes entre dos iconos de la cultura popular llenos de angustia.

El director Zach Snyder no es conocido por lo divertidos que son sus filmes. Ya en su primer Superman nos encontramos un film oscuro en el que el otrora luminoso icono estadounidense se nos mostraba como un individuo más alienígena que nunca, dispuesto a destruir la ciudad de Metropolis si era necesario. Con la secuela nos encontramos con un personaje polémico, un tipo idolatrado y detestado a partes iguales con el que la humanidad no sabe a qué atenerse. Batman, interpretado por Ben Affleck en su mejor momento, parece muy preocupado por hacer suyas dichas preocupaciones y medirle (“¿Sangras? Lo harás). Para lograrlo, nos presenta el traje mecanizado que inventó Frank Miller en The Dark Knight Returns. Todo con la voz de Jeremy Irons (Alfred, el mayordomo de Batman) enmarcando la historia.

¿Veremos realmente el ocaso de la justicia, como reza el trailer? Teniendo en cuenta los planes para convertir esta historia en una franquicia multimillonaria a largo plazo, en algún momento habrá que relajar el tono. En todo caso, aún queda un año para que lo descubramos: el estreno no está previsto en España hasta el 23 de marzo de 2016.