Gestionar de forma más eficiente los recursos energéticos, la movilidad o el Big Data son algunos de los aspectos que requieren de un proceso de transformación digital por parte de las empresas y, aunque el proceso es lento, en estos momentos es imparable.

El ritmo productivo de las empresas lleva su propia secuencia pese a que la sociedad en estos momentos parece haber pisado el acelerador. Por ello, la transformación digital, especialmente en procesos comerciales y de relación con el cliente, debe ser el impulso para gestionar de manera rápida los últimos coletazos analógicos.

De este modo, a través de las estrategias de negocio del Grupo CMC, firma que presta servicios de consultoría, se pueden esbozar cuáles serán las principales áreas que necesitarán de esa trasformación para adaptarse al entorno. Su apuesta en servicios de eficiencia energética, movilidad y e-Health, así como Big Data y ciberseguridad, ejemplifican cuáles son los segmentos que mayor dinamismo tienen en estos momentos.

Además, debido a su proceso de internacionalización, el Grupo CMC se muestra como un player de primera línea en mercados como Reino Unido e Italia. En el caso británico, las energías renovables marcan el paso en cuanto a los procesos de transformación digital en las empresas. Mientras que en Italia, todavía están en pleno proceso de digitalización empresarial.

En este sentido, en cuanto a las estimaciones que tienen sobre las organizaciones que ya han iniciado estos procesos, el sector banca y seguros, y telecomunicaciones, son quienes están apostando de manera más decida por este tipo de servicios de consultoría para desarrollar el potencial de su negocio.

Mirando al futuro

Pese a que el gran reto tecnológico se presenta en la simple transformación digital de las empresas, desde CMC, sin que lo digan abiertamente, marcan dos segmentos darán grandes rendimientos al sector consultor: por un lado el Big Data en todas sus extremidades, como ya se sabe; y por otro, lo que representan las “energías verdes” o renovables.

Además, la gestión de la identidad digital en procesos de autentificación y validación legal serán un punto de inversión para muchas empresas.

Resultados de cmc

CMC cerró el pasado año con una facturación de 24 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 15% con respecto a la cifra de negocio obtenida en el ejercicio de 2013, y prevé incrementar sus ingresos por encima del 25% este año.

Asimismo, la firma, que aumentó su plantilla el pasado año un 10%, hasta sumar de 500 profesionales, prevé acabar 2015 con una plantilla superior a los 600 profesionales, lo que supone un 20% más.