Pablo Ruz , el juez de la Gürtel, de los “Papeles de Bárcenas”, de la investigación a Jordi Pujol Ferrusola, de los casos SGAE y Neymar y de causas relacionadas con la justicia universal, deberá dejar dentro de ocho días la Audiencia Nacional, en la que estaba destinado desde junio de 2010.

El Boletín Oficial del Estado publicó este viernes la adjudicación del Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, al magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid (y exdirector general durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero) José de la Mata, quien dispone desde este día de un plazo de ocho días para incorporarse a su nuevo puesto en sustitución de Ruz.

La adjudicación de la plaza había sido aprobada el pasado 2 de marzo en virtud del ‘macro-concurso’ de traslados correspondientes a 200 plazas de magistrado. Dada la condición de magistrado de Mata, y en aplicación de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), el nombramiento del nuevo juez de la Audiencia Nacional precisaba de la aprobación de un Real Decreto firmado por el Rey y refrendado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, un trámite que precisaba un tiempo no inferior a las tres semanas.

Ruz ocupaba la plaza de forma interina y la había ido prorrogando cada seis meses. Teniendo en cuenta que era consciente de que su plaza iba a salir a concurso, el hecho de que no hubiera solicitado una nueva prórroga podría dar a entender que no tenía la intención de continuar en el puesto. No obstante, según ha destacado Europa Press, el magistrado guarda un total mutismo al respecto.

Aparte de los casos anteriormente citados, el juez Ruz ordenó este mismo jueves el procesamiento de once altos cargos de Marruecos (ocho mandos militares y tres civiles) por su supuesta participación en el genocidio del pueblo saharaui entre 1976 y 1991.