Podemos ha lanzado este jueves una campaña para financiar a través de préstamos ciudadanos a pequeña escala, más conocido como microcréditos, las campañas electorales de cara a las elecciones autonómicas que se celebran el próximo mes de mayo, según ha informado la formación que lidera Pablo Iglesias en un comunicado.

La cantidad total que solicita Podemos en esta campaña casi alcanza los 500.000 euros, distribuidos entre las trece autonomías en las que se celebran comicios en 2015. Las comunidades que requieren una mayor recaudación son la Comunidad de Madrid, donde Podemos ha fijado el objetivo en 162.000 euros, y la Comunidad Valenciana, donde asciende a 150.000.

Le siguen, aunque de lejos, todas las demás regiones: En las Islas Canarias la formación ‘morada’ pretende llegar a los 55.000 euros; en Navarra a los 42.500 euros; en Asturias, a los 35.000 euros, y en Murcia a los 32.500 euros. Menos de 30.000 euros quieren obtener para costear las campañas en Aragón -comunidad para la que piden 22.500 euros-, Islas Baleares y Castilla y León  -para las que pretenden alcanzar los 25.000 euros-.

 Para Extremadura, Podemos se ha marcado como objetivo recaudar 20.000 euros y para Castilla-La Mancha 16.500 euros. Las comunidades autónomas que a juicio de Podemos requieren de una menor suscripción de microcréditos son La Rioja y Cantabria, para las que pide 15.000 y 12.500 euros respectivamente.

Podemos ha incluido Euskadi en esta campaña de financiación, a pesar de que los comicios en esta comunidad están previstos para 2016. En concreto, para la campaña electoral en esta región, el partido liderado por Iglesias quiere recaudar un total de 20.000 euros.

AYUDA NECESARIA PARA TENER DINERO

“Con tu ayuda queremos financiar las campañas electorales sin endeudarnos con los bancos. En Podemos somos diferentes porque funcionamos diferente, solo dependemos de ti”, ha señalado el partido, que ha difundido su campaña a través de las redes sociales. Una hora después del lanzamiento de la campaña, que comenzó a las 18.00 horas del jueves, todas las comunidades autónomas habían percibido una dotación económica.