El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado la sesión de este jueves con una subida del 0,75%, hasta situarse en los 19.937,72 puntos , lo que supone el nivel más alto del selectivo nipón desde abril de 2000.

De este modo, en lo que va de mes el índice de referencia del parqué tokiota acumula una revalorización del 3,8% y un 14,3% desde principios de año.

El Banco de Japón, según informan las agencias, decidió en su última reunión sobre política monetaria mantener el volumen de sus estímulos, aunque la institución ha asumido que la bajada de los precios de la energía mantendrá la evolución de los precios en el entorno del 0%.

De este modo, la entidad continuará comprando bonos del Tesoro y otros valores con el objetivo de aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80 billones de yenes (621.476 millones de euros).