El Ministerio del Interior ha detectado una especial actividad de los grupos yihadistas en las redes sociales e Internet y ha advertido de que el 80 por ciento de los terroristas que son captados para integrar grupos radicales surgen por esa vía.

Así lo reveló este jueves en el Senado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien explicó el incremento de operaciones policiales antiyihadistas –40 detenidos en lo que va de año– por el propio incremento de la actividad de los terroristas.

“Estamos más activos porque ellos están más activos”, afirmó, citado por Europa Press.

En cualquier caso, el ministro del Interior aclaró que España no está bajo una amenaza específica y ha equiparado la situación con la del resto de países del entorno.

Respecto a las novedades en la investigación relacionada con los once yihadistas detenidos el miércoles en Cataluña, el ministro recordó que se trata de una operación de los Mossos d’ Esquadra y declarada secreta por la Audiencia Nacional por lo que ha eludido ofrecer detalles.

Asimismo, se ratificó en su acusación a la fundación Nous Catalans, de CDC, por acoger a personas radicales y advirtió de que si les han molestado estas declaraciones “lo que tienen que hacer es rectificar y hacer autocrítica”. “Deben saber que más que captar a personas para el independentismo, convendría que averiguaran si son personas que están más en el ámbito de la ideología del salafismo y por tanto contra los valores de España, de Cataluña y de Europa”, zanjó.

Los yihadistas de barcelona apuntaban a la guardia civil

Los presuntos ‘yihadistas’ detenidos el pasado miércoles en Barcelona guardaban fotografías de edificios oficiales y emblemáticos de la capital catalana que podrían ser objetivo de atentados terroristas, entre los que se encontraba un cuartel de la Guardia Civil, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Así consta en el atestado elaborado por los Mossos d’Esquadra, que será remitido en las próximas horas al juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, encargado de tomar declaración este viernes a diez de los once detenidos. El joven de 17 años arrestado en la operación comparecerá ante la Fiscalía y el Juzgado Central de Menores.

Los detenidos habrían guardado estas imágenes para preparar posibles ataques terroristas, según apuntaron las citadas fuentes. La célula, además de tener la “voluntad” de atentar en Cataluña, captaba a jóvenes, los radicalizaba y los enviaba a Siria e Irak para luchar junto al Estado Islámico, según informó en rueda de prensa el ‘conseller’ de Interior, Ramón Espadaler.

Se trata de diez hombres y una mujer de entre 17 y 45 años de nacionalidades española, marroquí y paraguaya. Cinco de ellos, según Espadaler, son “conversos que habían asumido la fe islámica en su proceso de radicalización”.

En el marco de la operación, que está bajo secreto de sumario, se han realizado siete registros en Terrassa, cuatro en Sabadell, dos en Barcelona –uno en el distrito de Sants–, dos en Valls (Tarragona) y uno en Sant Quirze del Vallès.

 

Los presuntos ‘yihadistas’ detenidos el pasado miércoles en Barcelona guardaban fotografías de edificios oficiales y emblemáticos de la capital catalana que podrían ser objetivo de atentados terroristas, entre los que se encontraba un cuartel de la Guardia Civil, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.